11 personas buscadas por INTERPOL


jueves, 29 de enero de 2015

El Gobierno de Grecia nacionaliza el sector eléctrico, sube el salario mínimo, reabre la TV pública y se reúne con el embajador de Rusia

El ministro de Reconstrucción Productiva, Medio Ambiente y Energía de Grecia, Panayiotis Lafazanis, anunció hoy que el Gobierno paralizará "inmediatamente" todo proceso de privatización de las eléctricas. Lafazanis hizo este anuncio minutos antes de entrar en el primer Consejo de Ministros presidido por el nuevo primer ministro, Alexis Tsipras. "Vamos a tratar de hacer la corriente más barata para impulsar la competitividad y ayudar a las familias", añadió Lafazanis.
Uno de los puntos cardinales del programa de Gobierno de Tsipras consiste en medidas de urgencia para mejorar la situación de los más pobres, entre las que figura ofrecer electricidad gratuita a 300.000 hogares.
Otra de las medidas esperadas es la subida del salario mínimo. El nuevo ministro de Trabajo, Panos Skurletis, confirmó que está previsto restaurar el salario mínimo en 751 euros brutos, frente a los 586 que regían en la actualidad. Skurletis también afirmó que se restablecerá las negociaciones entre sindicatos y la patronal.
No obstante, recalcó que todas estas medidas se adoptarán siguiendo rigurosamente el procedimiento parlamentario, en alusión a que el Gobierno anterior gobernaba mediante decretos o introduciendo leyes por el procedimiento de urgencia, sin apenas dar tiempo al debate.
En todo caso el ministro de Trabajo, Panos Skourletis, ya anunció antes de prometer el cargo cuatro medidas de aplicación inmediata: la retirada de la actual norma sobre contratos, la derogación de la ley que permite los despidos colectivos, la restauración del salario mínimo en 751 euros y de los convenios colectivos.
También el viceministro de marina, Teodoros Dritsas, anunció que la privatización en marcha del puerto de El Pireo quedaba paralizada desde ese momento.
Otras medidas que se espera sean aplicadas cuanto antes son las relacionadas con la lucha contra la “catástrofe humanitaria”, destinando para ello 1.200 millones de euros y la aprobación de una ley que permitirá que unos 300.000 hogares que viven por debajo del umbral de la pobreza reciban electricidad gratuita. Igualmente se quiere poner al denominada plan de movilidad y los procesos de evaluación de los funcionarios públicos, lo que permitirá la readmisión de muchos de ellos cuyos puestos de trabajo habían sido eliminados.
También se prevé la reapertura de la Radio Televisión de Grecia (ERT), cuyo cierre tuvo lugar el 11 de junio de 2013 y fue ejecutado en pocas horas por el gobierno conservador de Antonis Samarás con el fin de recibir ayuda económica de los acreedores a cambio del despido fulminante de 2.600 trabajadores. Según uno de los trabajadores, que a día de hoy continúan emitiendo programación de radio y televisión a través de internet, el plan previsto por el ejecutivo es contratar a toda la antigua plantilla más la que forma parte de la actual cadena estatal (Nerit), y que comiencen las emisiones en un plazo de 40 días.
El gobierno de coalición también acordó la formación de una comisión de investigación en el Parlamento para analizar las circunstancias que obligaron a Grecia a firmar su primer plan de rescate en 2010, incluido como aumentó la deuda de forma exponencial.
Syriza denuncia a Samarás: “Han eliminado los discos duros y se han llevado hasta los muebles”
"Los cajones estaban vacíos, faltaban muebles y por no haber no había ni jabón en los cuartos de baño; lo han vaciado todo", denuncian fuentes de Syriza en declaraciones a Expansion.com. Y lo que es peor, en la oficina de Tsipras en el Parlamento de Atenas no es que faltase información en los ordenadores, es que faltaban los discos duros: "Ya no existían, los han eliminado".
"Mañana nos esperamos lo mismo en los ministerios", aseguran las mismas fuentes. "La tarea [económica] que tenemos por delante es titánica no sólo por lo difícil que es, sino por las trabas que nos han puesto y nos van a poner".
Ya lo avisó el pasado jueves el flamante primer ministro, Alexis Tsipras. En un multitudinario mitin en Atenas, aseguró que el Ejecutivo de Nueva Democracia estaba destruyendo ya documentación, para zancadillear al por entonces previsible ganador, Syriza.
Syriza se queja, además, de que ni Samarás ni ningún representante del Gobierno saliente haya recibido a Tsipras en la residencia oficial, aunque confía en que el traspaso de carteras ministeriales no suceda lo mismo.
No habrá matrimonio gay en Grecia
El sábado pasado, víspera de los comicios griegos, el semanario francésLe Point publicaba un reportaje que daba cuenta del progresivo acercamiento táctico de Alexis Tsioras, ateo confeso, flamante primer ministro y líder de Syriza, hacia la Iglesia Ortodoxa. Por ejemplo, Tsipras visitó el Monte Athos el pasado mes de agosto, y que el Arzobispo Ieronimos, Pariarca de la Iglesis Ortodoxa Griega asistió al sepelio del padre de Tsipras. Más recientemente, Tsipras celebró la Epifanía por el arzobispo.
Preguntado hace unos días sobre si pensaba legalizar o no elmatrimonio entre personas del mismo sexo, Tsipras echó balones fuera. «Es una cuestión compleja, vamos a estudiarla, pero no forma parte de nuestro programa electoral».
Pues bien, a raíz de su pacto de gobierno con la formación conservadora Griegos Independientes, se puede decir que la perspectiva de una legalización del matrimonio gay se aleja definitivamente en Grecia; al menos mientras dure el pacto entre Tsipras y el líder de Griegos Independientes, Panos Kammenos, que  aboga abiertamente por un mayor papel de la Iglesia Ortodoxa –a la que pertenece el 90% de los griegos– en el sistema educativo y en la vida familiar.
Grecia se niega a apoyar la amenaza de la Unión Europea de sanciones contra Rusia
El partido Syriza, ganador de las recientes elecciones legislativas de Grecia, ha mostrado su rechazo al llamamiento de la Unión Europea para reforzar las sanciones contra Rusia.
Según el diario 'Financial Times', un portavoz del nuevo gobierno de coalición formado por la izquierdista Syriza y el partido conservador Giegos Independientes (Anel) dijo que las nuevas autoridades del país no han aprobado la reciente declaración formal de líderes de la Unión Europea con acusaciones a Rusia por el caso de Ucrania y amenazas para endurecer las sanciones.
El secretario de prensa de Syriza Kostas Isychos señaló que las restricciónes de Occidente contra Rusia responden a una "bulimia neocolonial".
La negativa de las nuevas autoridades griegas a apoyar estas iniciativas de la Unión Europea en el futuro también puede significar el rechazo a renovar las sanciones contra Moscú ya adoptadas. En marzo de 2015 se discutirá el posible endurecimiento de las sanciones, medida que requiere la aprobación de todos los Estados miembro de la Unión Europea.
La llegada al poder en Grecia de Syriza puede impulsar el desacuerdo ante la postura antirrusa en Bruselas, subraya la publicación.
El primer diplomático extranjero que se reunió con el nuevo primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, fue Andréi Maslov, embajador de Rusia en Atenas. Las partes coincidieron en la necesidad de fortalecer las relaciones entre Grecia y Rusia en diversos campos, incluso más allá de las relaciones bilaterales, con el fin de contribuir a la paz y la estabilidad en la región.
Durante el encuentro, el diplomático le ha entregado una carta de felicitación remitida por el presidente ruso, Vladimir Putin. En este sentido, cabe señalar que en los últimos días se ha barajado la posibilidad de que Rusia preste su apoyo a Grecia en caso de que, finalmente, abandone el euro.
Grecia asegura que la postura 'unánime' de la UE sobre Rusia no tiene en cuenta su voz
El Gobierno griego ha afirmado en un comunicado que en la reciente declaración de la Unión Europea sobre Rusia, supuestamente 'unánime', no se tuvo en cuenta la voz de Grecia.
El nuevo Gobierno griego se ha distanciado de la última declaración de la Unión Europea sobre la posibilidad de nuevas sanciones contra Rusia, afirmando que dicha "declaración se publicó sin el procedimiento prescrito de obtención del consentimiento de los Estados miembros y particularmente sin asegurarse el consentimiento de Grecia", informaEurobserver.
"En este contexto, se subraya que Grecia no aprueba esta declaración", añade el comunicado griego. Asimismo, se precisa que el nuevo primer ministro, Alexis Tsiptas, expresó su "descontento" en una conversación telefónica con la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.
En la declaración de la Unión Europea se aseguraba que los 28 líderes están de acuerdo en que Rusia es responsable del ataque de misiles contra la ciudad ucraniana de Mariúpol que mató a 30 personas. Como consecuencia, se amenazaba con el endurecimiento de las sanciones contra Rusia.