11 personas buscadas por INTERPOL


sábado, 23 de julio de 2016

¿Qué revelan los atentados en Arabia Saudí?




Yusuf Fernandez

Los ataques del EI en Arabia Saudí han puesto de manifiesto el fracaso de la política de Arabia Saudí en Oriente Medio y los intrínsecos peligros de la estrategia de utilizar el terrorismo para dañar a los vecinos y alcanzar objetivos políticos. En este sentido, es correcto citar, en el caso saudí, el refrán árabe de que la magia se ha vuelto contra el mago.

Los ataques fueron dirigidos a poner en cuestión los pilares en los que se basa al régimen saudí. Uno de ellos fue dirigido contra la Mezquita del Profeta en Medina, uno de los lugares clave de la Peregrinación o Hayy. Este atentado contribuye así a arrojar dudas sobre la seguridad de la Peregrinación pocas semanas antes de que ésta comience y un año después de que la avalancha de Mina dejara un saldo de más de 1.000 muertos. El segundo atentado tuvo lugar cerca del Consulado de EEUU, el principal protector del régimen saudí, en Yeddah y los otros dos en la región de Qatif, mayoritariamente habitada por shiíes, que han estado protestando en favor de reformas democráticas y el fin de la discriminación que sufren en el reino desde 2011.

Las fuerzas de seguridad saudíes, pese a estar dotadas de equipos y armas avanzadas, dieron una muestra de total ineficacia e impotencia, siendo incapaces de desbaratar ninguno de los atentados. Por otro lado, el reino wahabí tiende a buscar soluciones puramente de seguridad dejando de lado los aspectos religioso y político del problema, un planteamiento que, en el contexto saudí actual, es profundamente inefectivo.

El problema principal reside en que Arabia Saudí es una dictadura absolutista donde la población carece de ninguna vía no ya para participar en el gobierno del país sino para expresar su opinión. Cualquier crítica o protesta es equiparada al terrorismo.

La única fuente de legitimidad del régimen es un discurso religioso extremista que es difundido por una red de clérigos que son fieles funcionarios del Estado. Este discurso radical, que se exporta al extranjero a través de la financiación saudí de mezquitas y madrasas en diversas partes del mundo, justifica y patrocina el terrorismo y el sectarismo en países como Siria, Iraq y otros como medio de lograr los objetivos políticos saudíes. Aunque el régimen busca reprimir la salida de yihadistas al extranjero, por miedo a que regresen y continúen su lucha en casa, lo cierto es que miles de saudíes han ido a luchar a Siria o Iraq como consecuencia de las enseñanzas recibidas en los propios centros educativos y religiosos saudíes.

Afortunadamente, las guerras promovidas por el régimen saudí han fracasado en sus objetivos y los grupos terroristas a los que Riad patrocina no han logrado quebrar la voluntad de los pueblos de Siria e Iraq, que son conscientes del carácter criminal de aquellos y del tipo de sociedad brutal que intentan crear. Esto no impide, sin embargo, que los dos países hayan sufrido enormemente por la acción de tales grupos. En este sentido, los atentados de Arabia han servido para revelar no sólo que Arabia ha sufrido una derrota en Siria y Iraq, sino que ha perdido, al igual que ha pasado con Turquía, el control sobre los grupos terroristas a los que ha estado patrocinando.

La preeminencia del wahabismo como doctrina oficial saudí favorece al mismo tiempo el desarrollo de grupos terroristas wahabíes como el EI y Al Qaida dentro de la propia Arabia Saudí. No cabe duda de que muchos jóvenes saudíes están seducidos por el discurso de estos grupos y es imposible determinar el número de ellos que estarían dispuestos a unirse a ellos o seguir sus instrucciones.

De este modo, el peligro para el país no está en el extranjero ni procede de Irán, Siria u otros países o fuerzas que los medios saudíes citan a menudo. El peligro está en el propio sistema político y religioso del país y en el creciente descontento de su población ante la falta de reformas democráticas, la extensión de la corrupción, el empeoramiento de la economía y el predominio de una ideología radical que ha sido elevada a la categoría de doctrina oficial desde hace más de dos siglos.

El general Ibrahim Treki, portavoz del Ministerio del Interior saudí, reveló una real ignorancia acerca del peligro que acecha a su país cuando se apresuró a exonerar a ciudadanos saudíes de estar detrás de estos atentados y acusó directamente a extranjeros de ser los autores, viniendo a negar así que existan saudíes dispuestos a llevar a cabo acciones terroristas. Todo ello muestra que la política saudí sigue siendo una muestra de arrogancia, estupidez e ignorancia que pone en peligro a su propio país, a la región y al mundo. Esto debería llevar también a los protectores del régimen saudí -EEUU, Reino Unido y Francia- a reflexionar, más allá de cualquier consideración moral, sobre si podrán continuar controlando a Arabia Saudí y a su pueblo a través de su apoyo a la monarquía absolutista gobernante

Fuente: El Espía Digital

martes, 12 de julio de 2016

Putin: Siria es el epicentro de la lucha contra el terrorismo internacional


El presidente ruso, Vladimir Putin, ha afirmado que “Siria es el epicentro de la lucha contra el terrorismo” añadiendo que “el fin del conflicto en Siria está aún lejos”, informaron los medios rusos.

Expresándose durante la reunión de embajadores de Rusia en el Ministerio de Defensa ruso, Putin declaró que “los terroristas buscan apoderarse de armas químicas y es difícil de predecir cuál será su objetivo la próxima vez”.

“Siria es el epicentro de la lucha contra el terrorismo. Yo no exagero si digo que el futuro de Oriente Medio depende del destino de ese país. El tema de la guerra contra el EI se decidirá en suelo sirio. Los terroristas y extremistas de toda índole se reúnen bajo la bandera del EI debido a su aspiración común a tomar el control de todo el mundo islámico”.

“Aunque el fin del conflicto en Siria esté aún lejos, la experiencia de estos últimos meses en el país ha demostrado que la creación de un frente antiterrorista común, varias veces propuesto por Rusia, permitiría hacer frente a los peligros del terrorismo y otros desafíos que afronta la humanidad”, dijo Putin.

El presidente ruso agradeció a los militares rusos que “han hecho todo lo posible para hacer retroceder a los terroristas” y les han impedido intervenir en los asuntos internos de Siria. El presidente ha subrayado que los militares rusos habían contribuido mucho a la preservación de la independencia del Estado sirio.

El potencial de conflicto en el mundo no cesa de crecer

En lo que se refiere a la situación en Europa, Putin estimó que “el potencial de conflicto en el mundo no cesa de crecer y los riesgos afectan a nuevas regiones”.

“El potencial de conflicto aumenta y los riesgos en el campo de la seguridad económica y humanitaria no decrecen sino que, por el contrario, se multiplican y afectan a nuevas regiones en el mundo. Estoy convencido de que sólo podremos evitar las perturbaciones peligrosas y un desarrollo incontrolado de la situación por la vía del diálogo y la cooperación”, dijo Putin.

“La OTAN ha dado pasos reales que significan una confrontación con Rusia. La Alianza refuerza sus posiciones cerca de las fronteras rusas, lo que busca romper la paridad militar”.

“Nosotros somos acusados a menudo de llevar a cabo actividades militares”. ¿Dónde? ¿En nuestro territorio? Y parece que todo lo que está siendo desplegado en nuestras fronteras es normal”, añadió Putin.

“En Polonia y en los Países Bálticos, fuerzas de acción rápida son desplegadas, depósitos de armas ofensivas son reabastecidos y todo ello busca romper la paridad militar que se había creado desde hace decenas de años”, añadió.

viernes, 8 de julio de 2016

Rusia prepara el retorno de sus grandes operaciones aéreas en Siria

Yusuf Fernandez

Rusia advirtió recientemente por boca de su ministro de Exteriores, Serguei Lavrov, que no esperará indefinidamente para iniciar sus ataques aéreos contra el Frente al Nusra y otros grupos terroristas. Todo ello está basado en el principio de que, para Rusia, Siria es parte de su seguridad nacional y ésta precisa de la derrota allí de los grupos terroristas, que son los mismos que han estado ensangrentando las regiones del Cáucaso ruso. De este modo, Moscú cree que su operación antiterrorista en el país árabe debe ir hasta el final, es decir, hasta la total derrota de los grupos terroristas.

Algunos observadores se han preguntado si Rusia, en virtud de los acuerdos suscritos con EEUU, podría llevar a ceder terreno en Siria hasta el punto de poner fin a su operación militar allí o reducirla a un nivel insignificante. La respuesta a tal cuestión es claramente negativa. Ciertamente, Moscú ha estado bajo la presión de Washington para no atacar a los grupos terroristas, incluyendo al Frente al Nusra, alegando, en este último caso, que sus posiciones y bastiones militares resultan indistinguibles de los de otros grupos terroristas a los que el gobierno norteamericano no desea atacar. Al mismo tiempo, EEUU, junto con sus aliados francés y británico, se ha opuesto a la inclusión en la lista negra de organizaciones terroristas de la ONU de Ahrar al Sham y Yaish al Islam, pese a las conexiones de estos últimos con Al Qaida. 

Hay que señalar que, a pesar de los acuerdos ruso-norteamericanos en torno a unos mínimos en Siria, las relaciones bilaterales siguen presididas por un enfriamiento fruto de la expansión de la defensa antimisil norteamericana a Rumanía a Polonia así como el despliegue de la OTAN en el Báltico. En Siria, Rusia ha visto como miles de militantes de Al Nusra han entrado en el país durante el case de hostilidades. Este último ha servido fundamentalmente para dar tiempo a los grupos terroristas para reabastecerse y reforzarse, como demuestran sus recientes ataques en la provincia de Alepo.

Rusia ha llevado a cabo en los últimos días decenas bombardeos aéreos contra posiciones del Frente al Nusra en Alepo, especialmente en la carretera de Castelo, que supone la principal vía de abastecimiento de los terroristas que se hallan aislados en los barrios del este de la ciudad de Alepo. Esto podría ser la antesala del inicio de las operaciones aéreas más amplias que distintos responsables rusos han anunciado.

Hay que señalar también que, en estas últimas semanas, Rusia ha mantenido sus operaciones aéreas con los aviones que quedaron en la base aérea de Hamaimim tras la retirada parcial rusa en marzo pasado. Estas operaciones han ido dirigidos a lograr la liberación de Palmira y otras zonas y localidades del desierto del este de Siria así como de amplias zonas de la Guta Oriental en Damasco. Ahora, el esfuerzo ruso parece ser el de apoyar al Ejército sirio en su marcha hacia Raqqa. La selección de estas zonas geográficas estuvo basada en dos razones principales:

En primer lugar, el asestar un duro golpe al EI a sabiendas de que ni EEUU ni ningún otro país se atrevería públicamente a mostrar su oposición a tales operaciones. En segundo lugar, el Ejército busca tomar zonas del Norte y Este de Siria, donde EEUU y las Fuerzas Democráticas Sirias, integradas básicamente por milicias kurdas del YPG, podrían querer instaurar gobiernos de tipo federal sin el consentimiento de Damasco. Con una gran parte de Raqqa y del Este y Norte de Siria en poder del Ejército sirio tal proyecto sería imposible de implementar.

Ahora, sin embargo, las declaraciones de Lavrov sobre el fin de la moratoria rusa para no atacar a Al Nusra, en especial en Alepo e Idleb, deja bien claro que Rusia ha decidido bombardear a los grupos sobre cuya naturaleza terrorista no hay consenso con EEUU si no se han separado y desmarcado de Al Nusra en una próxima fecha. Estos grupos serán atacadis, de este modo, por su rechazo al cese el fuego y su cooperación con Al Nusra, un grupo definido como terrorista por la ONU. Esta nueva estrategia rusa es fruto del convencimiento de que la Administración norteamericana está llevando a cabo un doble juego en Siria, utilizando excusas como la “mezcla” entre terroristas “buenos” y en este caso el Frente al Nusra, con el fin de permitir que los terroristas se refuercen para continuar luchando contra el gobierno sirio mediante el flujo de armas y combatientes que discurre a través de la frontera turca.

Según el periódico ruso Trud, un enorme campo para las organizaciones terroristas que actúan en Siria ha sido creado en Turquía con hasta 9.000 terroristas. Entre los objetivos de estos militantes están las propias instalaciones militares rusas en Siria, como han mostrado los recientes atentados en Tartus y Jableh. Muchos de ellos proceden de Chechenia y el Cáucaso y su objetivo es regresar a la propia Rusia para llevar a cabo acciones terroristas allí una vez hayan terminado su estancia en Siria. En este campo se hallan decenas de terroristas buscados por los servicios de seguridad de Rusia. El entrenamiento está en manos de los servicios de inteligencia turcos. Según el periódico, Moscú ha comunicado a la OTAN que se reserva el derecho a atacar esta instalación si ella se convierte en una amenaza contra su seguridad nacional.

Aunque el inicio de la operación en Raqqa puede arrojar dudas sobre si otra gran ofensiva en Alepo está próxima, lo cierto es que el incremento de la actividad de los grupos terroristas en esta provincia ha convertido en urgente y necesaria una operación en gran escala del Ejército sirio con el apoyo de la aviación rusa y de sus aliados de Hezbolá e Irán en esta región  La derrota de Al Qaida y de sus aliados en Siria es un imperativo para la seguridad de Siria, Oriente Medio y el mundo.

Source: Sitio de Al Manar en Español  

miércoles, 6 de julio de 2016

La conferencia de Ginebra-3 y la victoria de Assad

Yusuf Fernandez

Existen muchos factores que han llevado a un cambio importante en la actual situación en Siria, que se convierte en cada vez más favorable para Damasco y el Ejército sirio.

En primer lugar, podemos citar la intervención militar rusa y las miles de misiones llevadas a cabo por la Fuerza Aérea rusa en el país. Rusia ha destruido miles de objetivos de los grupos terroristas en Siria en los pasados meses, incluyendo miles de camiones cisterna con petróleo robado por dichos grupos, y en especial el EI. Rusia ha llevado también tareas de equipamiento y entrenamiento del Ejército sirio elevando así su capacidad militar y su potencia de fuego.

En segundo lugar, el apoyo de la población siria al presidente, Bashar al Assad, y a su Ejército han demostrado ser factores igualmente decisivos para la derrota de la guerra de desgaste lanzada por EEUU contra Siria por medio del uso de grupos terroristas y que ha estado financiada por Arabia Saudí y Qatar. Esta guerra fue, en realidad, un intento de acabar con el eje de la resistencia por cuenta de Israel. En este mismo objetivo, hay que enmarcar también las sanciones norteamericanas contra Irán.

Los sirios son un pueblo altamente educado y con un fuerte sentido de conciencia nacional y no están dispuestos a caer en planteamientos sectarios o a ser gobernados por unos fanáticos wahabíes que impongan una brutal dictadura en el país, a similitud de la que existe en Arabia Saudí, que deje sin derechos a los ciudadanos, y en especial a las mujeres. Los sirios tampoco aceptarán ninguna dependencia ni subordinación a una potencia extranjera y mucho menos al reino wahabí por el que los sirios sienten un amplio desprecio.


Sin embargo, la derrota de los terroristas en el campo de batalla, el rechazo del pueblo sirio a los mismos y la firmeza de Irán, pese a las sanciones, llevaron a EEUU a modificar su estrategia, teniendo en cuenta además que el monstruo que ellos habían creado acabó por volverse contra el propio Occidente, como pudo verse en los recientes atentados de París.

Por otro lado, la política norteamericana de protección al EI en Siria e Iraq ha quedado desenmascarada ante el mundo, que ha podido comprobar los nulos resultados logrados por la coalición liderada por EEUU en comparación con los éxitos espectaculares obtenidos por las operaciones militares rusas en Siria en un período de tan sólo tres meses. Por otro lado, parlamentarios y militares iraquíes han puesto al descubierto los actos de envío de armas al EI en su territorio realizados por aviones y helicópteros de la coalición liderada por EEUU.

Todo este cúmulo de políticas fracasadas y las consecuencias inesperadas de su estrategia de respaldo a los grupos terroristas acabó por llevar a Washington a aceptar una negociación política en Siria, presionando a los grupos de oposición apoyados por Riad para que acudieran a la mesa de negociaciones de Ginebra-3, en contra de la voluntad de Arabia Saudí.

De momento, los primeros grandes derrotados por los actuales acontecimientos son los principales grupos armados que operan en Siria, como el EI, el Frente al Nusra o Ahrar al Sham, que han quedado fuera de las negociaciones y que no tendrán ningún futuro papel en el gobierno de Siria, según decisión de la comunidad internacional en su conjunto.

Existe también un creciente convencimiento dentro de la comunidad internacional de que la figura del presidente Bashar al Assad resulta irreemplazable en el actual devenir de Siria. Assad simboliza al Estado y su salida del poder llevaría a un hundimiento de éste o a su fuerte debilitamiento, lo que provocaría, a su vez, un caos en Siria y una expansión del terrorismo y el extremismo hacia Europa y los países occidentales en general. Algunos medios europeos y estadounidenses, que reflejan normalmente el pensamiento de la élite política y económica de esos países, hablan ya de que la estrategia occidental seguida en Siria en estos cinco años ha resultado ser errónea.

Esto ha sido ratificado por el propio Assad, que dijo poco después de los atentados de París que “el apoyo de Francia a los aliados de los terroristas es la causa que se halla detrás de la expansión del terrorismo”. En este contexto, todo el mundo comprende que los llamamientos al abandono del poder por parte del presidente Assad son cosa del pasado y el peligro real es el que EEUU, Francia, Arabia Saudí, Qatar y Turquía han incubado con sus políticas.

Arabia Saudí ha visto, por su parte, como sus intentos de sabotear la conferencia de Ginebra-3 han fracasado. En primer lugar, sus protegidos de la oposición siria se vieron obligados a acudir a la ciudad suiza después de que sus intentos de boicot fracasaran cuando algunos patrocinadores de la conferencia advirtieron que las negociaciones podrían proseguir con otros grupos de la oposición. En segundo lugar, Arabia Saudí ha sido criticada por varias organización opositoras sirias, que han denunciado el apoyo de dicho país al terrorismo y sus intentos de controlar a la oposición.

Estos intentos saudíes para tratar de descarrilar la conferencia han chocado con la política actual de EEUU. En este sentido, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, llamó por teléfono al ministro de Exteriores saudí, Adel al Yubair, para advertirle en contra de un boicot de la oposición que controla y, empleando un tono duro, le dijo: “¿Quieres que los rusos y el Ejército sirio aplasten al resto de la oposición en Siria? ¿O quieres convencer a tu joven amigo (refiriéndose a Mohammed bin Salman, el hijo del rey, que es ministro de Defensa y segundo príncipe heredero) que lleve a cabo una ofensiva contra los rusos en Siria?... Si ellos (los opositores) no salen para Ginebra, diles que se vayan al infierno”.

Los saudíes comprendieron entonces que su juego de obstáculos y retrasos había fracasado y que cualquier demora en la negociación significaría la total derrota militar de sus protegidos en Siria.

La realidad es que no existe una oposición moderada en Siria, con la excepción de la oposición interna y algunas figuras honorables que residen en el extranjero. La oposición apoyada por Riad son simples mercenarios sin influencia dentro de Siria y que no tienen ninguna oportunidad política ni electoral de gobernar Siria.

Por otro lado, su participación en la Conferencia de Ginebra es, en realidad, irrelevante, ya que ésta no es más que una pantomima que busca camuflar el hecho de que la solución política real será fraguada entre bastidores entre varias potencias internacionales y regionales, teniendo en cuenta las realidades del campo de batalla y los intereses y acuerdos que aquellas alcancen.

jueves, 9 de junio de 2016

Turquía transporta armas y municiones para los yihadistas que operan en Siria

Red Voltaire | 5 de junio de 2016
français



El ministerio de Defensa ruso publicó, el 3 junio de 2016, un video grabado desde un avión de reconocimiento. Las imágenes muestran largas filas de camiones provenientes de Turquía que transportan armas y municiones para los grupos armados que operan en Idlib, en territorio sirio.

Es actualmente imposible decir con precisión quiénes componen esos grupos armados. Lo que se sabe es que las potencias occidentales están aportando apoyo a diversos grupos armados de turcomanos, de kurdos y de árabes, anteriormente miembros del llamado Ejército Sirio Libre.

Según los ministerios de Defensa de la Federación Rusia y de la República Árabe Siria, la mayoría de los miembros de esos grupos son miembros del Frente al-Nusra, la rama siria de al-Qaeda.

El mismo día que fueron captadas las imágenes ya mencionadas, el propio Pentágono procedió al lanzamiento en paracaídas de cargamentos de armas sobre la región siria de Marea. Por el momento se ignora en manos de qué grupo cayó ese armamento.

La liberación de la región de Idlib por parte del Ejército Árabe Sirio sería un importante paso de avance hacia la liberación total de Alepo, la segunda ciudad en importancia de la República Árabe Siria, lo cual detendría los proyectos tendientes a derrocar la República y a instaurar en Siria un gobierno islamista.

lunes, 6 de junio de 2016

Washington pide a Moscú no atacar a al-Qaeda en Siria El Pentágono lanza cargamentos de armas en Siria




Por orden del Pentágono, armas destinadas a diferentes grupos fueron lanzadas en paracaídas en la región siria de Marea. Washington espera que esos grupos ayuden el Pentágono a expulsar el Emirato Islámico de la provincia siria de Raqqa.

Los grupos armados que reciben esa ayuda militar estadounidense, en violación del derecho internacional, son indistintamente
afiliados al YPG kurdo,
turcomanos bajo las órdenes de militares turcos
y árabes ex miembros del llamado Ejército Árabe Sirio, dirigido este último por militares franceses.

Los dos últimos grupos lucharon anteriormente contra la República Árabe Siria junto al Frente al-Nusra (al-Qaeda) y Ahrar al-Sham, dos organizaciones yihadistas responsables de crímenes contra la humanidad.

Washington pide a Moscú no atacar a al-Qaeda en Siria

FRANÇAIS



El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, anunció el 4 de junio de 2016, que Estados Unidos solicitó a Rusia que no ataque a al-Qaeda en Siria.

En la región siria de Idlib, los grupos armados que Washington califica como «rebeldes moderados» están mezclados con las unidades del Frente al-Nusra, franquicia de al-Qaeda en Siria. El acuerdo de cese de hostilidades estipulaba que los grupos armados que cuentan con respaldo estadounidense se separarían de los grupos clasificados como «terroristas» en la lista oficial de la ONU, pero tal cosa no ha sucedido.

Según la versión oficialmente reconocida, al-Qaeda planeó y perpetró los atentados del 11 de septiembre de 2001, que costaron 2 977 vidas en Estados Unidos. También según la versión oficial, Estados Unidos invadió Afganistán e Irak porque esos países habían aportado apoyo a al-Qaeda –aunque Washington admitió posteriormente que, en realidad, Irak nunca estuvo implicado.

A lo largo de los últimos años, al-Qaeda financió el AKP turco, ayudó la OTAN a destruir el Estado libio e hizo «un buen trabajo» en Siria, según declaró públicamente –en 2012– el entonces ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius.

Desde la publicación del libro L’Effroyable imposture, del intelectual y politólogo francés Thierry Meyssan, la mayoría de los Estados miembros de la OTAN califican toda expresión de duda sobre el papel de al-Qaeda en los atentados del 11 de septiembre de 2001 como «conspiracionismo» o «complotismo».

Washington pide a Moscú no atacar a al-Qaeda en Siria




El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, anunció el 4 de junio de 2016, que Estados Unidos solicitó a Rusia que no ataque a al-Qaeda en Siria.

En la región siria de Idlib, los grupos armados que Washington califica como «rebeldes moderados» están mezclados con las unidades del Frente al-Nusra, franquicia de al-Qaeda en Siria. El acuerdo de cese de hostilidades estipulaba que los grupos armados que cuentan con respaldo estadounidense se separarían de los grupos clasificados como «terroristas» en la lista oficial de la ONU, pero tal cosa no ha sucedido.

Según la versión oficialmente reconocida, al-Qaeda planeó y perpetró los atentados del 11 de septiembre de 2001, que costaron 2 977 vidas en Estados Unidos. También según la versión oficial, Estados Unidos invadió Afganistán e Irak porque esos países habían aportado apoyo a al-Qaeda –aunque Washington admitió posteriormente que, en realidad, Irak nunca estuvo implicado.

A lo largo de los últimos años, al-Qaeda financió el AKP turco, ayudó la OTAN a destruir el Estado libio e hizo «un buen trabajo» en Siria, según declaró públicamente –en 2012– el entonces ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius.

Desde la publicación del libro L’Effroyable imposture, del intelectual y politólogo francés Thierry Meyssan, la mayoría de los Estados miembros de la OTAN califican toda expresión de duda sobre el papel de al-Qaeda en los atentados del 11 de septiembre de 2001 como «conspiracionismo» o «complotismo».

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional
Enfoques
En breve
Controversias
Hoja Diplomática

viernes, 3 de junio de 2016

WikiLeaks revela las negociaciones secretas de los Estados sobre el Acuerdo Sobre Comercio y Servicios (TiSA)

La nueva filtración de documentos demuestra que los Gobiernos buscan entregar servicios públicos a manos privadas.
WikiLeaks ha abierto nuevamente la caja de Pandora sobre los tratados comerciales mundiales y en sus más recientes revelaciones reseña que más de 50 países han estado en conversaciones secretas cada vez más firmes para hacer realidad el Acuerdo Sobre Comercio y Servicios (TiSA, por sus siglas en inglés) e involucrar cada vez más al sector privado en los servicios públicos, informa Público.
Según lo develado por la organización de Julian Assange, los países promotores del tratado buscan tener más control sobre los servicios y piden conocer de antemano las iniciativas en el marco legal que puedan adelantarse.
El TiSA impedirá que Gobiernos puedan devolver los servicios públicos cuando las privatizaciones fracasen, restringirá reglamentaciones nacionales relativas a la seguridad de los trabajadores y limitará las reglamentaciones en materia de medio ambiente y protección de los consumidores
Lo revelado por WikiLeaks significa que con este acuerdo se avanza mucho más allá del comercio y se adentra en aspectos que tocan al factor humano y responden a una "agenda política profundamente liberalizadora".
En pocas palabras: cambiaría el papel y la capacidad normativa correspondiente a los Estados para imponer "la desregularización que los 'lobbies' privados exigen a los negociadores".
Servicios públicos como mercancías
Lo que se ha venido conociendo desde el año 2014 hasta la fecha sobre el verdadero significado y alcance del TiSA ha disparado las alarmas en diversos sectores sociales en varios países. Los últimos documentos filtrados han avivado aun más la polémica.
En Panamá, la experta financiera Gisela Pérez publicó en el diario 'La Estrella de Panamá' un artículo de opinión titulado 'Nuevo Orden Mundial', en el que desarrolla detalladamente los aspectos de las negociaciones de este acuerdo comercial que se mantienen en secreto.
Para Pérez, "el TiSA impedirá que Gobiernos puedan devolver los servicios públicos cuando las privatizaciones fracasen, restringirá reglamentaciones nacionales relativas a la seguridad de los trabajadores y limitará las reglamentaciones en materia de medio ambiente y protección de los consumidores".
Además, insiste en señalar lo peligroso que es "tratar a los servicios públicos como mercancías destinadas al comercio, porque crea una aberración conceptual acerca de la dignidad humana".
En España, el Colegio de Abogados de Barcelona sacó un comunicado rechazando la negociación. Para esta agrupación de profesionales del derecho este acuerdo "supone un cambio de modelo que promueve que los prestadores de servicios se basen en criterios mercantilistas y dejen de lado los valores que realmente tienen que mover el ejercicio de profesiones liberales como son la confianza, la honestidad y la lealtad".
Por su parte, el actual canciller del Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, indicó que para su país los servicios relacionados a la agricultura, la minería, la ganadería y las manufacturas representan casi el 30 % del valor total de sus exportaciones.
En declaraciones recogidas por el portal web República, Nin Novoa indicó que, aunque Uruguay se retiró de las negociaciones y no está dentro de la agenda de trabajo de la administración actual, "el TiSA va a volver".
TiSA = Made in USA
Uno de los mayores promotores de este tipo de acuerdos de concertación comercial ha sido Estados Unidos. Específicamente, el TiSA agrupa 23 países pertenecientes a la Unión Europa, Asia, Oceanía y algunos de América Latina, bajo la premisa de "promover la liberalización a escala global de la economía de servicios" como la banca pública o el transporte.
Análisis: La UE: cadenas y un telón
A menudo oímos que la UE está repitiendo los errores de la Unión Soviética: burocratización extrema de los funcionarios, imposibilidad de tomar decisiones sobre cuestiones urgentes con rapidez, y dominio de las construcciones ideológicas sobre las culturas y las tradiciones de las naciones. Todas estas tendencias pueden traer no sólo una profunda crisis, sino también la disolución de las estructuras supraestatales. Uno de los síntomas peligrosos es la política de confrontación con Rusia, que puede afectar tanto a las relaciones bilaterales oficiales como a las no oficiales.
De hecho, la UE está creando el nuevo "Muro de Berlín", un telón colocado desde el Báltico hasta el Mar Negro, y al mismo tiempo el bloque de la OTAN militariza los países de la Europa del Este. Es una paradoja, pero la opinión de la gente común no juega ningún papel en la toma de decisiones. Por otro lado, la lógica geopolítica se viola también, todo se hace ahora a favor de un jugador externo.
Neo-colaboracionismo
La Comisión Europea ha usurpado prácticamente los derechos y las libertades de los ciudadanos europeos, imponiendo sus propias decisiones políticas. Estas acciones son a menudo acordadas con el centro no europeo del poder mundial, los Estados Unidos de América. Si durante la otra ocupación de los países europeos por parte de la Alemania nazi, aquellos que cooperaban con las autoridades de ocupación fueron llamados colaboracionistas, ¿cómo podemos llamar a aquellos que están trabajando en contra de los intereses de su estado soberano, pero a favor de los de los grupos transnacionales y los proyectos de Washington?
Campo de concentración ideológico
La estrategia liberal moderna tiene como objetivo el descrédito de cualquier idea política que no encaje en el marco del liberalismo. Si uno u otro movimiento es imposible de ser cooptado en su estructura, por ejemplo los socialdemócratas, serán llamados partidarios del totalitarismo. Si no es posible hacerlo con los partidos nacional-conservadores, incluso con los populistas, los llamarań fascistas y racistas.
No obstante, si cualquier movimiento o partido que no esté a la izquierda o la derecha critica el liberalismo, empezarán a criticarlo también y (si es necesario) a castigarlo.
La única posibilidad aceptable para la UE es el multiculturalismo, que, según los propios líderes europeos, ha fracasado.
Un lazo geopolítico
La lucha contra los oponentes políticos es paralela a los intentos de fortalecer la conexión formal entre los EE.UU. y la UE. Este proyecto se denomina euroatlantismo.
El concepto del euroatlantismo apareció en Italia en 1957. El presidente Giovanni Gronchi, el líder del partido demócrata-cristiano Amintore Fanfani, y el presidente del ENI Enrico Mattei, son considerados sus autores. Aunque anteriormente la idea tenía un carácter limitado, desde aquel momento el concepto del euroatlantismo ha cambiado considerablemente, no en favor de Europa. En 1990 fue firmada la Declaración Transatlántica y se estableció un régimen de consulta entre el Presidente del Consejo de la UE, el jefe de la Comisión Europea, y el presidente de Estados Unidos, una vez cada dos años.
La activación del euroatlantismo comenzó en febrero de 2005 cuando se firmó el Convenio entre los EE.UU. y Europa. Philip Gordon (Secretario de Estado Adjunto para Asuntos de Europa y Eurasia desde el año 2009, uno de los principales expertos de la Brookings Institution, después de haber trabajado en el Consejo Nacional de Seguridad en cuestiones de terrorismo global en Oriente Medio), y Charles Grant (el jefe del Centre for European Reform) del International Herald Tribune tomaron parte en la creación de la convención.
El 26 de marzo de 2010, Bruselas escuchó el famoso discurso del jefe de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, sobre un Nuevo atlantismo para el siglo 21. Indicó que la UE está satisfecha con el desarrollo de la cooperación con los EE.UU., pero "en un mundo de nuevas amenazas y nuevos retos, y con una distribución mundial más equilibrada del poder, necesitamos una sociedad más dinámica entre los dos lados del Atlántico".
Ofreció seis vías de acciones conjuntas entre los EE.UU. y la UE:
• Revigorizar la relación económica y política euro-americana;
• Hacer la relación UE-EEUU más hacia el exterior, y hacer un esfuerzo consciente para comprometerse más con terceros - incluyendo potencias emergentes como China, India y Brasil;
• Combinar nuestros esfuerzos para reformar la estructura de la cooperación internacional;
• Trabajar juntos para mitigar el cambio climático, al tiempo que para lograr una mayor seguridad energética;
• Unir los esfuerzos para lograr los objetivos de desarrollo del Milenio;
• Crear una zona transatlántica común de seguridad.
Aunque algunas de estas ideas parecen más declaraciones solemnes, el primer y segundo puntos están en estado de aplicación. Y ello a través de la promoción de la alianza transatlántica sobre el comercio y la inversión, así como con la firma de acuerdos de cooperación e intercambios de datos de criminales. Por otra parte, parece que la UE está copiando los medios de castigo utilizados en los EE.UU. hacia sus ciudadanos.
El final lógico de este proceso es no sólo la creación de una máquina burocrático-policial bajo el control de Washington, sino también el restablecimiento de la pena de muerte que se utiliza ahora en los EE.UU. Y esta no es el la única consecuencia que los estados europeos pueden afrontar. Debemos tener en cuenta seriamente el proceso de atlantización en el espacio europeo y considerar todos los peores escenarios. Por supuesto, esto afectaría a todas las demás regiones, ya que la UE perdería toda la legitimidad y la confianza como una unión de estados democráticos.

jueves, 2 de junio de 2016

Irán y La India realizan maniobras navales conjuntas en el Golfo Pérsico.



La República Islámica de Irán y La India prevén llevar a cabo varios ejercicios navales conjuntos en el Golfo Pérsico, en aras de la seguridad de la zona. El comandante de la Fuerza Naval del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari, informó el miércoles que la Marina de Irán y la de La India realizarán ejercicios navales conjuntos, los cuales se llevarán a cabo el viernes en el este del estrecho de Ormuz (sur del país persa). En estos ejercicios, de un día de duración, participará un grupo de buques indios de guerra compuesto por Ganga F22 y Trikend F51, explicó Sayari.

Somos anfitriones de los buques de guerra indios desde el martes. Ellos permanecerán durante tres días (hasta el viernes) en las aguas de Irán para llevar a cabo los ejercicios navales", anunció el comandante de la Fuerza Naval del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari“Somos anfitriones de los buques de guerra indios desde el martes. Ellos permanecerán durante tres días (hasta el viernes) en las aguas de Irán para llevar a cabo los ejercicios navales (…)”, agregó. Asimismo, indicó que esta decisión responde al compromiso de ambos países de proteger y garantizar la seguridad en el este del estrecho de Ormuz.“Estas maniobras ponen de relieve el relevante lugar que ocupa la Marina de la República Islámica de Irán”,enfatizó. Por último, Sayari resaltó la extensión de la presencia de la Marina iraní en aguas internacionales en 2016 y confió en que esta participación trascienda hasta el océano Atlántico.

Estos ejercicios navales conjuntos se llevan a cabo una semana después de la visita oficial realizada por el primer ministro indio, Narendra Modi, a Irán para impulsar la “asociación estratégica” y la cooperación político-económica con Teherán. El desarrollo de los vínculos Teherán-Nueva Delhi han suscitado cierta inquietud en las autoridades estadounidenses. En este sentido, Washington advirtió el miércoles a Nueva Delhi de las consecuencias que podrían acarrear sus relaciones con Teherán y afirmó que está observando de cerca la extensión de los vínculos de ambos países, según informó The Indian Express. Durante su visita, Modi firmó un acuerdo trilateral, con la participación de Afganistán, respecto al puerto iraní de Chabahar (sureste). En función de un acuerdo alcanzado en abril, La India tendrá permitido el acceso a Afganistán a través del puerto iraní de Chabahar, localizado estratégicamente en el golfo de Omán. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.hispantv.com/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de ms paginas Twitter yFacebookyFacebook

miércoles, 1 de junio de 2016

EI: Hacia el hundimiento

Yusuf Fernandez
El año 2016 promete ser el principio del fin del grupo terrorista EI. En total, el grupo terrorista ha perdido desde principios de este año el 40% del territorio que controlaba en Iraq y el 25% en Siria.

En Siria, el grupo terrorista ha sufrido dos duras derrotas en Palmira y Qaryatain, en la provincia de Homs, y la vía hacia futuros progresos del Ejército sirio en las de Raqqa y Deir Ezzor ha quedado abierta

En Iraq, el Ejército iraquí y las Fuerzas de Movilización Popular han liberado recientemente la ciudad de Kit, en la provincia de Anbar, y realizan otros progresos en la misma. Al mismo tiempo, las fuerzas iraquíes continúa su avance hacia Mosul y ha tomado varias localidades en su marcha hacia la segunda ciudad del país.

No hay duda de que la futura pérdida de Mosul y de las ciudades que controla en Anbar llevarán a una derrota definitiva del EI en ese país. Eso no quiere decir que todas las actividades del EI vayan a desaparecer de golpe, pero en lugar de controlar territorio, es probable que el grupo sea ya sólo capaz de llevar a cabo atentados en algunas ciudades, incluyendo Bagdad, durante un tiempo, como paso previo a su definitiva desaparición.

El EI ha perdido miles de combatientes en estos meses en los dos países. Sólo en Palmira, más de 500 terroristas murieron durante la operación militar que llevó a la liberación de la ciudad. A las bajas hay que sumar los continuos golpes sufridos por la moral de los terroristas no sólo por las pérdidas territoriales sino también por el hecho de ser objeto de continuos bombardeos desde el aire por parte de los aviones sirios, rusos e iraquíes.

Por otro lado, el EI, que fue descrito en su día como el grupo más rico del mundo, parece hoy sufrir una aguda crisis económica. Esto se debe en gran medida al hecho de que los ataques aéreos rusos han destruido cientos de camiones que el grupo utilizaba para el transporte de su petróleo hacia Turquía y a las pérdidas de territorios en Siria e Iraq y de las rutas que utilizaba para el contrabando de crudo y para recibir la ayuda que el régimen de Recep Tayyip Erdogan le proporciona

La reducción territorial ha supuesto también un duro golpe para las finanzas del EI. Cabe recordar que el grupo genera recursos en las ciudades que controla por medio de la extorsión, los secuestros y las donaciones privadas. Es por ello que su derrota en las mismas tiene un serio impacto económico para el EI además del militar. Esto ha llevado a una fuerte reducción de los salarios de sus miembros o incluso a su eliminación en muchos casos. Algunos desertores del grupo han afirmado que no habían cobrado durante meses, según diversos medios.

A esto hay que sumar el hecho de que algunos comandantes del EI están luchando entre sí debido a las acusaciones mutuas de corrupción, mal manejo de los fondos y robo.

El EI ha incrementado los impuestos a los negocios en las ciudades y localidades que aún conserva para compensar sus pérdidas, pero esto ha incrementado, a su vez, el rechazo y el descontento por parte de la población hacia la ocupación que sufren.

En Siria, ha habido noticias de revueltas en las localidades ocupadas por el EI, incluyendo en Raqqa, la capital del grupo en el país, en especial tras la liberación de Palmira, que ha elevado la moral de los residentes y les ha incitado a rebelarse.

“Las operaciones en Palmira han cambiado en equilibrio de poder en el campo de la batalla en Siria hasta el punto de que el pueblo sirio que sufre la ocupación ha comenzado a rebelarse contra el EI y otros grupos terroristas”, señaló el periódico palestino Al Manar. La población de las localidades controladas por el EI cree ahora que el gobierno está ganando la guerra contra los terroristas en los campos militar, diplomático y político, indica el periódico. El resultado de las recientes batallas les ha convencido de que el Ejército sirio es capaz de destruir a los grupos terroristas y de que el fin de la ocupación está cerca.

Menos entusiastas parecen, sin embargo, los hipócritas gobiernos occidentales, comenzando por los europeos, que han sufrido en los pasados meses dos grandes atentados en París y Bruselas, con muchas decenas de víctimas y, a pesar de ello, son incapaces de apoyar una resolución en la ONU, presentada por Rusia, para celebrar la liberación de Palmira y mucho menos reconocer el favor que Siria y su Ejército les están haciendo al destruir al grupo terrorista. Al mismo tiempo, ellos siguen firmando pactos con el régimen de Erdogan y concediéndole unos 6.000 millones de euros como pago al chantaje al que aquel les somete en el tema de los refugiados.

Source: Sitio de Al Manar en Español 

martes, 31 de mayo de 2016

Irán: La liberación del Sur del Líbano es una página de oro en la historia


El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, calificó hoy de página dorada en la historia la liberación del sur del Líbano de la ocupación de Israel, hace ya 16 años.

A nombre del gobierno iraní, Zarif envió mensajes separados al secretario general del movimiento libanés Hezbolá, jeque Hassan Nasralá, y a su homólogo del país árabe, Gebran Bassil, con motivo de conmemorarse ayer el Día de la Liberación y la Resistencia.

Puntualizó que la valentía de los combatientes de la Resistencia y el Ejército libanés frente a las tropas sionistas, que condujeron a su retirada en 2.000, también fue una página dorada de la historia de Oriente Medio.

En sus misivas, el canciller iraní felicitó al pueblo, gobierno, ejército y a los muyahidines por la efeméride declarada día festivo para los libaneses.

Zarif apreció el "rol sensato" desempeñado por las fuerzas de Hezbolá, los funcionarios libaneses y los luchadores en aquel hecho histórico que insistió en describir como "una gran victoria para la nación".

Igualmente, subrayó el apoyo de Teherán a Beirut, y deseó más victorias y éxitos a la nación árabe, afectada por parálisis y disputas políticas que la condujeron, justo ayer, a cumplir dos años sin jefe de Estado.

El 25 de mayo de 2000 salieron por la conocida Puerta de Fátima, en el sur del Líbano, las últimas tropas sionistas que habían ocupado ese país, y en igual fecha de 2014 concluyó el mandato constitucional de Michel Suleiman, sin que el parlamento haya conseguido elegir a un presidente para sucederle.

Con motivo de la efeméride, Sayyed Nasralá pronunció el miércoles un discurso en un poblado del valle de la Bekaa ante cientos de seguidores, el cual tuvo amplia difusión en canales televisivos satelitales árabes y de Irán.

"Israel es el principal enemigo, algunos desean convertirlo en un aliado", denunció el líder de Hezbolá al descartar renunciar a las armas mientras prevalezca la amenaza del régimen de Tel Aviv, y afirmó que "la ecuación ejército, pueblo, resistencia persistirá en momentos de pasividad árabe".