11 personas buscadas por INTERPOL


miércoles, 25 de marzo de 2015

Obama, mudo sobre informe de espionaje israelí a diálogos con Irán


EE.UU. Y Canadá / EE.UU




El presidente estadounidense Barack Obama

El presidente estadounidense Barack Obama, se negó a pronunciarse sobre los informes que hablan del espionaje del régimen de Israel a los diálogos nucleares Irán-Grupo 5+1.

“Como regla general, no hablaré sobre cuestiones de inteligencia en un cuarto lleno de periodistas”, acotó Obama durante una rueda de prensa celebrada la noche del martes, cuanto los periodistas le preguntaron sobre un informe emitido acerca del espionaje israelí a los diálogos nucleares.

El mandatario estadounidense se limitó a decir que el régimen de Tel Aviv y otros aliados en la región de Oriente Medio están al corriente del proceso de las conversaciones nucleares mantenidas ente Teherán y el Sexteto.

En cuanto a un eventual acuerdo nuclear, Obama hizo referencia a la posibilidad de que las conversaciones nucleares terminen en un acuerdo siempre y cuando Washington esté convencido de que el país persa no busca desarrollar armas nucleares.

En alusión a las relaciones con el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, Obama aseguró que su problema con él no es nada personal sino que tiene raíces en las diferencias a la hora de adoptar políticas.

Afirmó que habla con Netanyahu “todo el tiempo”, pero mantiene una relación muy “formal” con él.

Según el diario estadounidense The Wall Street Journal, las altas autoridades de la Casa Blanca dieron a conocer que ese espionaje formaba parte de una campaña más amplia de Netanyahu, para penetrar en los diálogos y, de esa manera, contrariar los términos emergentes del acuerdo.

Ante el temor de un posible pacto entre Irán y el G5+1, el régimen israelí envío el pasado domingo, una delegación de alto nivel a Francia para convencer al presidente francés, François Hollande, de frenar ese proceso.

El régimen de Tel Aviv ha lanzado comentarios devastadores para obstaculizar los diálogos nucleares en transcurso entre Irán y el Grupo 5+1 con la alegación de que un acuerdo nuclear no impedirá que Teherán fabrique bomba atómica.

Estos infundios del régimen israelí tienen lugar mientras cuenta con más de 200 ojivas nucleares y se niega a adherirse al Tratado de No Proliferación (TNP), además de que tampoco permite inspecciones a sus instalaciones nucleares.

Por su parte, Irán rechaza enérgicamente las alegaciones, destacando que como signatario del TNP y miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), tiene el derecho de utilizar la tecnología nuclear con fines pacíficos.

ask/ktg/mrk