11 personas buscadas por INTERPOL


viernes, 5 de diciembre de 2014

Destructor ruso visita el puerto sirio de Tartús.

El destructor antisubmarino Vicealmirante Kulakov, de la Flota del Mar Negro rusa, entró el martes en el puerto sirio de Tartus, tras concluir sus ejercicios de combate en el Mar Mediterráneo, anunció ese día el portavoz de la Flota rusa del Mar Negro, Vadim Serga.

La agencia, que cita a fuentes rusas, destacó que el buque se quedará una semana en Tartus, donde la tripulación llevará a cabo reparaciones de precaución y será reabastecido.

Antes de su ingreso, la tripulación realizó maniobras bélicas en condiciones de tráfico intenso y también se entrenó en la detección de submarinos y su persecución, subrayó.

Rusia posee una base naval, dedicada a la reparación y abastecimiento de buques, en esa norteña ciudad siria, tras heredar los acuerdos entre Siria y la extinta Unión Soviética a principios de los años 70 del pasado siglo.

En la actualidad, la base de Tartús es la mayor instalación de su tipo utilizada por la Flota rusa fuera del propio territorio ruso.

Rusia creó la Flota del Mar Mediterráneo en marzo de 2013 con navíos procedentes de las flotas del Mar Negro, el Mar Báltico y el Pacífico. La razón de creación de esta flota fue la de servir como instrumento de disuasión frente a los estados hostiles a Siria para advertirles que no lleven a cabo una agresión militar contra ese país.

El Ministerio ruso de Defensa busca restablecer la presencia regular de la Marina rusa en las regiones estratégicas del Océano mundial.

Una de las razones de la guerra a través de terceros librada por algunos países contra Siria es el deseo de estos últimos de expulsar a Rusia del Mediterráneo, señalan observadores de la región.


Source: Agencias