11 personas buscadas por INTERPOL


martes, 2 de diciembre de 2014

El lobby sionista francés se moviliza para frenar reconocimiento de Palestina


El pasado miércoles, en un canal de la televisión israelí, i24news, el presidente del Consejo Representativo de las Instituciones Judías de Francia (CRIF), Roger Cukierman, afirmó que había intervenido ante los parlamentarios franceses de la Unión para el Movimiento Popular (UMP) para convencerles para que voten en contra del reconocimiento del Estado de Palestina.

Al ser preguntado sobre su reacción a propósito del voto de la Asamblea Nacional, Cukierman confesó que había intervenido y había insistido tenazmente “ante los líderes de la UMP para convencerles de hacer dos cosas: que participasen en el voto del 2 de diciembre y que votasen en contra del reconocimiento del Estado de Palestina.

Cukierman dijo también que tenía “contactos” en el Palacio del Elíseo que le habrían asegurado, al igual que habría hecho el ministro de Exteriores Laurent Fabius, que François Hollande y el primer ministro Manuel Valls, ambos conocidos por sus tendencias pro-israelíes, no tenían ninguna voluntad de llevar a cabo un reconocimiento del Estado de Palestina a corto plazo.

Cukierman saludó igualmente la postura del ex presidente francés, Nicolas Sarkozy, expresada la víspera en contra del reconocimiento. “Él ha sido perfecto”, manifestó.

El martes por la tarde, Sarkozy, antiguo jefe de Estado y quizás nuevo candidato de UMP a la presidencia, se declaró nuevamente hostil al reconocimiento parlamentario del Estado de Palestina.

“El combate de mi vida”

“Yo quiero decir mi verdad. Nunca aceptaré que se ponga en cuestión el derecho a la seguridad de Israel, jamás. Éste es el combate de mi vida”, aseguró Sarkozy. Aunque afirmó que él quería luchar para que “los palestinos tengan un día su estado”, él dijo que se negaba a “un reconocimiento unilateral pocos días después de un atentado mortal y cuando no hay ningún proceso de paz”.

El activista sionista Bernard-Heni Levy dijo por su parte que Hamas (que se encuentra en el actual gobierno palestino) aboga por la destrucción de Israel. “No podemos reconocer simbólicamente a un gobierno cuya mitad de sus ministros sueñan con aniquilar a un estado vecino”, escribió en su blog.

Cabe señalar que las negociaciones entre palestinos e israelíes han fracasado por la negativa de Israel a reconocer el derecho de los palestinos a construir su estado con las fronteras de 1967, tal y como viene reconocido en varias resoluciones de las Naciones Unidas. Por lo tanto, el supuesto reconocimiento de un estado palestino como fruto de unas negociaciones es algo falaz.

En paralelo a las negociaciones, Israel ha proseguido la colonización de los territorios palestinos, sobre todo en Jerusalén Este.

Por su lado, varias organizaciones sionistas llevaron a cabo una manifestación el pasado 28 de noviembre ante la Asamblea Nacional en París con el fin de mostrar su rechazo al reconocimiento del Estado palestino. Unas 250 personas tomaron parte en el acto.

Entre las organizaciones se hallaban Siona, France-Israel, la Oficina Nacional de Vigilancia contra el Antisemitismo (BNVCA) y grupos extremistas como la Liga de Defensa Judía o Betar. Algunos de los manifestantes llevaban pancartas como “Hamas + Fatah  = Estado terrorista”, “Jerusalén, Toulouse, Bruselas, los islamistas están en todas partes”.