11 personas buscadas por INTERPOL


viernes, 18 de abril de 2014

Asesinados tres periodistas de Al Manar en Maalula

El equipo fue tiroteado por un grupo armado rebelde

La cadena de televisión libanesa Al Manar anunció ayer “con orgullo” el martirio de tres de sus periodistas mientras en la localidad siria de Maalula.

“El reportero Hamza Haj Hassan, el técnico Halim Alaw y el fotógrafo Mohamad Mantash, se han unido a la caravana de mártires”, ha informado Al Manar en un comunicado.


La cadena de Al Manar, que siempre estuvo al lado de la Resistencia, no le afloja pagar con sangre el precio de la libertad, precisó la nota.

Los tres mártires fallecieron tras ser tiroteados por grupos armados terroristas mientras cubrían el avance del Ejército Sirio en la histórica ciudad de Maalula.

Al Manar ha informado que otros dos miembros de su equipo han resultado heridos en el ataque pero se encuentran estables.

El director general de Al manar, Ibrahim Farhat, en una rueda de prensa, aseguró que la cadena no escatimó sacrificios desde la agresión israelí en abril 1993 y la agresión de 1996, hasta la agresión de 2006 cuando los bombardeos del enemigo israelí destruyó por completo el edificio de la cadena en Beirut. Asimismo seguirá cumpliendo con su deber de llevar la verdadera imagen de los acontecimientos en Siria a sus telespectadores con toda transparencia y seguirá siendo “una llama inextinguible”.


Farhat aclaró que los reporteros llevaban signas de prensa bien visibles y señaló que el equipo ha sido atacado por un grupo armado, que al parecer estaba escondido dentro de Maalula, tras haber sido recuperada por el Ejército Sirio.

La cadena de televisión ha difundido imágenes del coche acribillado a balazos en el que viajaba su equipo cuando fue atacado.


En una llamada telefónica a la cadena, el ministro de Información de Siria, Omran al Zubi ha alabado a Al Manar, a Hezbolá y a las familias de los mártires y ha expresado sus condolencias.

Al Zubi ha afirmado que el asesinato de tres periodistas de Al Manar por disparos de milicianos opositores es "un crimen más en el historial del terrorismo 'takfiri' en Siria".

El presidente libanés, Michel Suleiman, ha condenado el ataque, afirmando a través de su cuenta en Twitter que "asesinar a periodistas es un acto cobarde".