11 personas buscadas por INTERPOL


lunes, 13 de enero de 2014

La economía de los asentamientos israelíes golpeada por el boicot internacional




La campaña internacional para boicotear los productos israelíes está causando un enorme daño a los colonos judíos del Valle de Hebrón, en la Cisjordania ocupada.

Los ingresos de los colonos que viven en esa zona y que cultivan productos frescos cayó en más de un 14%, o sea en 29 millones de dólares, el pasado año debido a que los mercados europeos evitan ahora comprar tales productos, señalaron los colonos el viernes.

La campaña de boicot es particularmente fuerte en el Reino Unido y en Escandinavia, donde los consumidores están boicoteando los dátiles, uvas y pepinos, entre otros productos, que proceden de los ilegales asentamientos israelíes de la Cisjordania ocupada.

“El daño es enorme”, dijo David Elhayani, líder de los asentamientos judíos en el Valle de Hebrón, donde viven 7.000 colonos. “Hoy ya casi no vendemos nada a los mercados europeos”, dijo Elhayani.

Michael Deas, coordinador en el Reino Unido del movimiento de boicot, dijo que “los supermercados europeos están comprendiendo ahora que ponen su reputación en riesgo al operar allí”.

Poco antes, el grupo israelí Paz Ahora reveló que el régimen israelí tiene planes para construir más de 1.800 nuevas viviendas en los asentamientos de Cisjordania y Jerusalén Este, a pesar de la oposición de las Naciones Unidas y la comunidad internacional.

La presencia y continua expansión de los asentamientos israelíes en la Palestina ocupada crea un obstáculo decisivo a los esfuerzos para establecer la paz en Oriente Medio.

Más de medio millón de colonos israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de Cisjordania y Jerusalén Este en 1967.

La ONU y la comunidad internacional consideran a los asentamientos como ilegales y recuerdan que las Convenciones de Ginebra prohíben a un estado ocupante enviar civiles a ocupar los territorios conquistados militarmente.

Source: Agencias