11 personas buscadas por INTERPOL


sábado, 22 de junio de 2013

Videos Registran la Represión de las Fuerzas de Seguridad en Bahrein



La revolución de los teléfonos móviles inteligentes ha contribuido a la extensión de las redes sociales que se han convertido en un medio predilecto de los activistas revolucionarios de Bahrein para expresar y denunciar los crímenes de la policía y los responsables del Ministerio del Interior del país.

Un reciente video colocado en You Tube ha puesto de manifiesto las tácticas de la policía de Bahrein con respecto a los detenidos. El video muestra a un hombre joven con el torso desnudo filmado por la cámara de un teléfono móvil mientras “confiesa” que ciertos dirigentes políticos y religiosos (de la oposición) le han incitado a matar a un policía a cambio de diez dinares (27 dólares estadounidenses) por día.

El joven parecía aterrorizado y con una herida aparente en su hombro, lo que permite deducir que sufrió malos tratos y fue obligado a realizar una confesión falsa.

Por su parte, el Ministerio del Interior de Bahrein ha expresado su irritación por el video y ha abierto una investigación para detener a los culpables de la filtración.

Cabe señalar que decenas de videos semejantes son difundidos en las redes sociales y ellos muestran a los miembros de los servicios de seguridad maltratando brutalmente a los manifestantes o sometíéndoles a otros comportamientos degradantes.

Los videos permiten escuchar también los golpes y los insultos proferidos por la policía contra los manifestantes y su religión (el Islam shií).

Otros videos muestran a los policías robando en comercios, grandes almacenes o en viviendas particulares tras haber permitido a matones civiles destruir las tiendas.

En una entrevista con el periódico As Safir, el secretario general del Foro Democrático Unitario, Fadel Abbas, ha declarado que “algunos miembros de la seguridad cometen actos de violencia públicamente contra los ciudadanos y estos episodios quedan grabados en los videos”. Él también denunció la impunidad con la que actúan los autores de estos actos.

Él señaló que los servicios de seguridad manifiestan un sentimiento de venganza después de la revolución que tuvo lugar el 14 de Febrero de 2011.

Source: Periódicos