11 personas buscadas por INTERPOL


sábado, 27 de julio de 2013

Hezbolá afirma que la decisión de la UE ’tendrá repercusiones’

UE asegura que su medida contra Hezbolá no justifica ataques contra Líbano

La representante de la delegación de la Unión Europea (UE) en Líbano, Angelina Eichhorst, aseguró que la inclusión del brazo armado del movimiento libanés Hezbolá en la lista europea de organizaciones terroristas no justifica ataques contra este país.

Eichhorst señaló que la resolución adoptada el pasado lunes por la UE "no justifica ninguna acción o un ataque de un estado, incluido “Israel”, contra Líbano".

Eichhorst se reunió con el responsable de Relaciones Internacionales de Hezbolá, Ammar Musawi, con quien trató los motivos por los que fue tomada la citada decisión europea.




En este sentido, explicó que "la decisión transmite un mensaje político a la rama militar de Hezbolá", pero no anula la cooperación con Líbano y todos sus partidos políticos, incluyendo a Hezbolá. "Líbano es un firme aliado de la UE, de todos los países miembro, y mantenemos esta alianza", ha valorado.

Por su parte, Musawi calificó la medida de la UE de "insulto al pueblo libanés y a algunos países árabes".

"Dicha decisión atenta contra Líbano. No es beneficiosa para los europeos y tendrá, sin duda, repercusiones que no pasarán desapercibidas", alertó.

"Ciertamente, la decisión tendrá repercusiones, no pasará fácilmente. No predigo (dichas repercusiones), esto será determinado por nuestro liderazgo", ha dicho el responsable del Departamento de Relaciones Internacionales de la formación, Ammar Musawi.

"Nadie puede condenarme y extenderme la mano a la misma vez", ha dicho.

Asimismo, ha resaltado que no existe diferenciación entre la rama militar y la rama política de Hezbolá, ya que "se trata de un sólo cuerpo y un sólo comando". "El personal militar (de Hezbolá) son políticos y los políticos son personal militar", ha explicado.

Musawi ha valorado que la decisión de la UE muestra que el organismo regional se plegó a la voluntad de “Israel” y Estados Unidos, que han presionado durante años para que la organización describiera a Hezbolá como un grupo terrorista. En este sentido, ha comunicado a Eichhorst que la decisión es un "insulto" al grupo.

Eichhors es el segundo responsable de la UE que se reúne con Hizbolá. Ayer, un delegado del ministerio belga de Asuntos Exteriores, Marc Otte, se entrevistó también con Musawi para tratar la situación local y la ayuda que se debe proporcionar a los refugiados sirios.

http://spanish.alahednews.com.lb/essaydetails.php?eid=9269&cid=24#.UfKvRY3TpQU


¿Qué hay detrás de la inclusión de Hezbolá en la lista de terroristas? 

¿Por qué Hezbolá es el blanco de estos ataques?

Por Rasul Gudarzi - HispanTV

La Unión Europea incluye al brazo militar del Movimiento de Resistencia Islámica de Líbano, Hezbolá, en su lista de organizaciones terroristas. La decisión puso de relieve el doble estándar del bloque comunitario con respecto a los temas internacionales, y su visión especial hacia los movimientos y organizaciones que operan alrededor del mundo.

¿Qué hay detrás de la inclusión de Hezbolá en la lista de terroristas? ¿De verdad los europeos le temen a este movimiento por ser terrorista? ¿Por qué la UE ayuda a los terroristas en Siria y, por otro lado, impone sanciones a otros grupos conocidos por su resistencia ante los usurpadores?
La decisión se adoptó en un encuentro en Bélgica, y el Reino Unido fue uno de los impulsores de esta decisión. A la vez, se reflejó la influencia del lobby sionista en EE.UU. y Europa, ya que pudo contar con el apoyo de aquellos países (Chipre, Malta, República Checa, Irlanda, Bélgica y Suecia) que, pese a su incertidumbre, dieron su visto bueno a esta medida.

Lo interesante reside en que la clasificación de Hezbolá como terrorista se realiza en vísperas del aniversario de la victoria de Líbano en la guerra de los 33 días contra el régimen de “Israel”, hace 7 años, lo que fue bien recibido entre los círculos políticos israelíes. De manera que el presidente israelí, cuyo régimen ha cometido todo tipo de agresiones y violaciones de derechos humanos especialmente contra la población palestina, calificó esta decisión de un gran favor para la humanidad y un verdadero esfuerzo para poner fin a las matanzas.

No obstante, hay que tener en cuenta que esta misma Unión Europea, que acusa a Hezbolá de llevar a cabo operaciones de violencia injustificada y lo coloca en la lista de terroristas, levantó el embargo de armas a los grupos terroristas que operan en Siria, y les siguen ofreciendo todo su apoyo financiero y logístico en su lucha contra el Gobierno sirio, sin escatimar esfuerzo alguno para alcanzar sus objetivos, incluso si hay que matar a civiles y niños. Algo que pone de manifiesto el verdadero rostro de la unión.

El canciller británico, William Hague, uno de los elementos importantes para lograr convencer a los demás en la decisión, la consideró como crucial e importante, alegando que ésta fue una respuesta firme a las matanzas y al terror perpetrado por Hezbolá en suelo europeo. Sin embargo, este mismo canciller se presenta en el autoproclamado grupo ‘Amigos de Siria’, y ahí se esfuerza para atraer el apoyo de otros países para ayudar a los terroristas en el país árabe.

Al contrario de todos los que se consideran grupos terroristas y no cuentan con apoyo popular, Hezbolá integra una parte principal de la sociedad libanesa y tiene representantes en el Parlamento y el Gobierno de este país.

Pero, ¿por qué Hezbolá es el blanco de estos ataques?

Hezbolá se fundó en 1982, en reacción a la invasión de “Israel” a territorio libanés, y hoy, transcurridos más de 30 años, se ha convertido en un factor importante e influyente en Líbano. Es más, tras la salida de las tropas israelíes en el año 2000 de los territorios sureños libaneses, este movimiento se convirtió en símbolo de la resistencia en la región de Oriente Medio.

Asimismo, en el 2006, el régimen sionista que contaba con el exhaustivo apoyo de EE.UU. inició una nueva guerra para compensar su derrota anterior ante Hezbolá; sin embargo, la guerra de los 33 días representó un nuevo éxito para este movimiento de resistencia. Hezbolá, amén de ser un peligro para el régimen de “Israel” que se considera la base de EEUU y sus aliados en esta región, desempeña hoy otro papel importante que preocupa al imperialismo, su papel en Siria. El apoyo de Hezbolá al Ejército sirio en la lucha contra los grupos terroristas llevó a los principales patrocinadores de las bandas armadas en Siria a convencer a otros integrantes del bloque europeo a poner en marcha una campaña contra el símbolo de la Resistencia en Líbano, ya que países como Bélgica, Malta, República Checa, Suecia, entre otros, se oponían al plan, considerándolo un factor que puede afectar la estabilidad de Líbano, teniendo en cuenta su papel en este país. Hay que reconocer que la presencia de Hezbolá en Siria se debe a la posición que ocupa la Resistencia en la región y los países partidarios de ésta apoyarán al grupo hasta el final.

Sería interesante saber qué significa para Occidente ser terrorista, y qué factores tiene en cuenta para considerar a un grupo como tal. ¿Aquél que mata a personas y opera contra gobiernos populares, con el apoyo de otros países, o el que, como su nombre indica, resiste contra una invasión que respalda el imperialismo?