11 personas buscadas por INTERPOL


martes, 2 de julio de 2013

Qatar: Encuentros Secretos entre Tamim y Responsables Israelíes




Entre las grandes preguntas que se hace la prensa israelí con respecto al período post-Hamad al Zani es si Qatar cambiará su política durante el reinado del nuevo emir Tamim.

Según el periódico israelí Yediot Aharonot, que cita a un alto consejero de Hamad ben Zani, “los israelíes estaban al corriente de la situación en Qatar y sabían que el emir Tamim iba a suceder a su padre, Hamad ben Zani, y es, en este marco que el príncipe heredero se reunió en más de una ocasión con representantes israelíes.

Estos encuentros secretos tuvieron lugar entre Tamim y una delegación israelí compuesta de dos personas y tuvieron lugar antes y después de la entronización del joven emir.

El periódico subraya que “los israelíes están también informados de los detalles de las futuras políticas de Sheij Tamim. Algunos encuentros tuvieron lugar hace cinco meses en el exterior de Qatar e Israel y más de una vez en el Palacio real qatarí”.

La fuente añadió: “Cuando asistí a reuniones era como si arrancara un vehículo con un nuevo motor, pero este vehículo estaba ya programado por donde debe circular y, así pues, no habrá cambios bruscos en la política de Tamim.”

Relevo en el Poder en Qatar


El emir de Qatar, Sheij Hamad ben Jalifa al Zani, abdicó el martes en favor de uno de sus hijos. El emir dijo en un discurso televisado y dirigido a la nación que “ha llegado el momento de abrir una nueva página” y de “confiar las responsabilidades a la nueva generación”. “He entregado el poder a Sheij Tamim ben Hamad al Zani y estoy totalmente convencido de que colocará el interés del país como su máxima prioridad”.

Sheij Hamad había depuesto a su padre, Sheij Jalifa, el 27 de junio de 1995 en un golpe de estado palaciego y heredó un emirato que era entonces casi desconocido.

Pese a que Qatar es un país rico en gas (es el tercer productor mundial de gas natural) y posee también reservas de petróleo, el país tiene sólo dos millones de habitantes y el 80% de su población es extranjera. Además, depende de las instituciones financieras internacionales, donde ha colocado toda su fortuna. De este modo, algunos observadores creen que este estado no es más que un peón en manos de los círculos financieros mundiales.

En 1996, el emir Hamad fundó la cadena de televisión Al Yazira, que ha representado su punto de vista. Al Yazira se ha beneficiado de todas las técnicas (de satélite y otras) que no han sido otorgadas a otras cadenas de televisión.

Resulta también extraña la decisión de la FIFA en 2010 de confiar a Qatar la organización de la Copa del Mundo en 2022. Al año siguiente, Mohamed ibn Hammam, presidente de la Confederación Asiática, se convirtió en presidente de la FIFA, aunque fue acusado de haber comprado los votos durante la elección.

El nuevo emir


El nuevo emir, de 33 años, será el soberano más joven de una monarquía del Golfo.

Tamim está considerado un fiel aliado de EEUU y “mantiene excelentes relaciones con Occidente, especialmente con Washington y París”, señaló una fuente diplomática occidental.

También posee buenas relaciones con Arabia Saudí y se espera que contribuya a reparar los vínculos entre los dos países, que han sido tensos desde 2007, según la misma fuente.

Nacido en 1980, él terminó sus estudios secundarios en Sherborne, Inglaterra. Más tarde, al igual que su padre, fue alumno de la academia militar británica de Sandhurst.

Destitución del primer ministro


En su primer decreto, el nuevo emir destituyó al primer ministro y ministro de Exteriores, Sheij Hamad bin Yassim bin Yabr al Zani, que ha ocupado el primer puesto desde 2007. Él jugó un papel central en el apoyo a las revueltas árabes y hoy en día a los grupos armados que operan en Siria.

En 2011, él promovió la participación de Qatar en la agresión contra Libia, junto a los países de la OTAN, con aviones y fuerzas de operaciones especiales.

Él ha sido remplazado en el puesto de primer ministro por el ex ministro del Interior, Abdulá ben Nasser al Zani.