11 personas buscadas por INTERPOL


viernes, 31 de agosto de 2012

Israel Irritado por la Iniciativa contra su Arsenal Nuclear en el OIEA

Israel ha mostrado su irritación por una nueva iniciativa de los estados árabes miembros del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que pretende poner en marcha una campaña mundial para condenar la posesión de armas nucleares por parte de Israel.

La moción, presentada por 17 miembros árabes del OIEA, ha sido enviada a una comisión preparatoria para ser sometida a votación durante un encuentro del Organismo en el mes septiembre, al que asistirán 154 países, informó Associated Press el martes.

Se espera que la iniciativa sea ratificada, ya que cuenta con el apoyo de los países musulmanes, así como de otros estados críticos con la postura de Israel sobre Palestina, según el informe.

El embajador de Israel ante la AIEA, Ehud Azoulay, ha censurado la iniciativa, diciendo que las naciones árabes no tienen ningún derecho moral a señalar a otros con el dedo.

Tel Aviv también repitió sus alegaciones en contra del programa de energía nuclear de Irán, afirmando que la nueva iniciativa busca distraer la atención del dossier nuclear iraní en el OIEA.

La Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, había apoyado inicialmente la iniciativa, pero más tarde la condenó bajo presión de Israel, que es el único poseedor de armas nucleares en Oriente Medio.

En defensa de la iniciativa árabe se manifestó el embajador de Jordania ante el OIEA, Makram Queisi, que argumentó que Israel ha estado “exponiendo a Oriente Medio al peligro nuclear y amenazando la paz”, al continuar su programa nuclear militar secreto.

Él criticó a Tel Aviv por frustrar “todas las iniciativas dirigidas a liberar a la región de Oriente Medio de armas de destrucción masiva, y en particular de las armas nucleares”.

Desde que Israel comenzó la construcción de su planta de procesamiento plutonio y uranio en Dimona, en el desierto de Negev, en 1958, se cree que ha fabricado secretamente cientos de ojivas nucleares, convirtiéndose en el único poseedor de Oriente Medio de armas atómicas.

Con el apoyo de Washington, sin embargo, Tel Aviv se ha negado a hacer público su arsenal nuclear o a unirse al Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

Esto es, mientras que EEUU, Israel y algunos de sus aliados acusan a Teherán de perseguir objetivos militares con su programa de energía nuclear y han utilizado esta falsa acusación como pretexto para imponer las sanciones internacionales y unilaterales contra Irán y para amenazar con lanzar un ataque militar contra ese país.

Irán sostiene que, como signatario del TNP y miembro del OIEA, tiene el derecho a adquirir y desarrollar la tecnología nuclear con fines pacíficos, al tiempo que ha prometido una respuesta contundente a cualquier posible ataque contra sus instalaciones nucleares.

Source: Sitios Web