11 personas buscadas por INTERPOL


martes, 13 de agosto de 2013

Los Angeles Times: La Influencia Estadounidense en OM es una Ilusión

La “Primavera Árabe” puede no haber logrado llevar la democracia a Oriente Medio, pero ha proporcionado pruebas convincentes de otro fenómeno: la ilusión de la influencia estadounidense sobre los gobiernos que fueron considerados en otro tiempo como nuestros clientes, señala un reciente artículo de Los Angeles Times.


“Veamos el caso de Egipto. Antes de 2011, las administraciones Bush y Obama trataron de empujar al autócrata Hosni Mubarak hacia la democracia: Mubarak ignoró el consejo. El pasado año, la Administración Obama pidió (dulcemente) al Hermano Musulmán Mohammed Mursi que diera prueba de una mayor apertura; Mursi ignoró el consejo. Ahora, las fuerzas armadas egipcias han tomado el poder y EEUU suplica al general Abdel Fattah Sissi que se abstenga de castigar duramente a los Hermanos Musulmanes.

¿Respetará él esta petición? Es poco probable. ¿Qué le ha pasado a nuestra influencia en tanto que superpotencia?

Si EEUU pudo llegar a tener una influencia sobre toda institución en el mundo árabe, esto fue, por supuesto, gracias al gobierno egipcio, que recibe 1.600 millones de dólares de ayuda anual estadounidense.

Sin embargo, dos factores han disminuido el efecto que EEUU había ganado mediante la concesión de esta ayuda: menos dinero y más competencia.

En primer lugar, los 1.600 millones de dólares no sirven ya para comprar lo mismo que en el pasado. La inflación obliga. Los 1.600 millones de dólares valen, este año, un tercio de lo que valían en 1986.


Por otro lado, la influencia extranjera en este país en dificultades es una espada de doble filo. La Administración Obama ha logrado alienar a las dos partes en la batalla política en Egipto. Los Hermanos Musulmanes piensan que EEUU ha conspirado para minar su poder. El Ejército y sus partidarios laicos dicen que EEUU mantiene una actitud de extrema severidad hacia Sissi. Todas las partes, incluyendo Sissi, se presentan como nacionalistas. Parece, pues, que el inclinarse hacia los deseos de EEUU no va a ayudar al general a mantener su gran popularidad.

“Si Vd. fuera un dirigente egipcio, una de sus mejores estrategias políticas en este momento sería arremeter contra EEUU,” señala Steven A. Cook, un experto sobre Egipto en el Consejo de Relaciones Exteriores de Washington. “Y eso es precisamente lo que Sissi hace.”

“Vosotros habéis dado la espalda a Egipto y ellos no pueden olvidar eso”, declaró Sissi al Washington Post la pasada semana. “El evocar la ayuda estadounidense menoscaba nuestro orgullo y nuestra dignidad... pero si los norteamericanos quieren reducir dicha ayuda pueden hacerlo”:

Esto no significa que EEUU no tenga ninguna influencia en los acontecimientos que suceden en el mundo árabe. Significa simplemente que tenemos menos influencia de lo que habíamos imaginado.”

Source: Prensa Internacional