11 personas buscadas por INTERPOL


domingo, 4 de agosto de 2013

Sayyed Nasralá: Todos los que patrocinan a los takfiri (Wahabitas-Al-Qaeda) sirven a la entidad sionista

Sayyed Nasralá: los Shiíes Nunca Abandonaremos a Palestina 

Yusuf Fernandez



El secretario general de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasralá, dijo el viernes que la desaparición del régimen de Israel es un interés nacional, haciendo hincapié en que el Hezbolá “shií” continuará asumiendo sus responsabilidades para con la causa palestina y Al Quds (Jerusalén).

En un discurso en directo ante una multitud con motivo del Día Internacional de Al Quds en Dahiyeh (Suburbio del Sur de Beirut), Sayyed Nasralá rindió homenaje al fallecido Imam Ayatolá Ruhollah Jomeini, que designó el último viernes del mes sagrado del Ramadán como el Día de Al-Quds, y dijo que existe la necesidad crítica de conmemorar este día.

“El 7 de agosto 1979, es decir, unos meses después de la victoria de la Revolución Islámica en Irán, el Imam Jomeini emitió una declaración llamando a todos los pueblos oprimidos del mundo a considerar el último viernes del mes de Ramadán como el Día de Al Quds y este llamamiento fue confirmado por el líder supremo Ali Jamenei”, dijo Sayyed Nasralá. “El objetivo de esta convocatoria era recordar a los musulmanes y al mundo la causa palestina y beneficiarse de esta ocasión para movilizar las energías con el fin de salvar a Al Quds y a Palestina de las manos de los sionistas y poner de relieve lo que Palestina y su pueblo están padeciendo en forma de hambre, judaización y asedio”, continuó.

“El 2 de agosto de 2013, necesitamos desesperadamente conmemorar la ocasión, dijo Sayyed Nasralá, añadiendo que “la Palestina de la que estamos hablando es toda Palestina, desde el mar hasta el río. Ella debe volver completamente a su pueblo. Ningún jeque o sayyed o príncipe o rey o presidente o gobierno del mundo pueden renunciar o abandonar un grano de arena de la tierra de Palestina o una gota de su agua o su petróleo o un pedazo de su tierra, y no tienen un mandato para hacerlo”.

El fin de Israel es un interés nacional


“El Imam Jomeini describió con precisión a Israel cuando lo llamó un tumor canceroso. Israel es realmente un tumor que mata. La única solución es su erradicación sin darle ninguna oportunidad”, dijo Sayyed Nasralá, subrayando que “Israel representa una amenaza constante y enorme no sólo para Palestina y los palestinos sino para todos los pueblos y países de la región, para su seguridad y soberanía, y el que niegue esto es un arrogante.”

“Algunos podrían pensar que la desaparición de Israel es un interés de los palestinos. En realidad, es más bien un interés nacional de cada país de la región, ya que Israel es una amenaza para Jordania, Egipto, Siria y el Líbano. Por lo tanto, la desaparición de Israel es un interés jordano, sirio, egipcio y libanés”, dijo.

El secretario general indicó que cualquier persona que se enfrente y resista al proyecto sionista en cualquier lugar de nuestra región y del mundo no sólo está defendiendo a Palestina, sino también a su propia patria, su pueblo y su propia dignidad, así como el futuro de sus nietos e hijos. Él indicó que la responsabilidad de hacerlo recae sobre todos los palestinos y todos los árabes, musulmanes y cristianos del mundo, porque se trata de una causa justa. El tamaño de la responsablidad puede variar de persona a otra y de un país a otro, y es una responsabilidad del pueblo palestino en primer lugar”.

“La defensa de Al-Quds es una responsabilidad de todos. La mínima responsabilidad que todos tenemos y por la que se nos pedirá cuentas en el Día del Juicio es la de no reconocer a la entidad sionista y la legitimidad de Israel”, dijo.

Nuevos enemigos inventados para olvidar al enemigo real

Desafortunadamente, Sayyed Nasrallah continuó, algunos en el mundo árabe, que están respaldados por los estados y los gobiernos de Occidente, están bloqueando e impidiendo esta prioridad y están empujando a los pueblos a asumir otras prioridades e inventan nuevas guerras. “Primero ellos hablaron de la expansión comunista. De este modo, Palestina fue olvidada y ellos gastaron miles de millones para oponerse a tal “expansión”. Luego inventaron la expansión iraní o persa y una guerra que costó miles de millones fue lanzada en contra de Irán. Todas sus capacidades militares se movilizaron en contra de este “enemigo”. Si hubieran gastado sólo una décima parte de ese dinero en Palestina, ésta habría sido liberada”.

Conflictos políticos, no sectarios


“Entonces inventaron otro enemigo llamándole la “expansión shií” y dijeron que la prioridad era enfrentarse a la “amenaza shií” porque era una mayor amenaza a la nación que el régimen sionista”, dijo Sayyed Nasralá, que advirtió que el arma del sectarismo es la más destructiva de la región.

Su Eminencia dijo que lo peor es que ellos dieron a algunos conflictos locales un carácter sectario.

Sayyed Nasralá subrayó que todos los que patrocinan la tendencia takfiri en todo el mundo islámico y empujan a otros a los campos de batalla y a cometer asesinatos son los principales responsables de la destrucción causada en los países islámicos y sirven a la entidad sionista.

“¿No es hora de que los pueblos reconozcan que hay quienes buscan la destrucción de la región, y de sus pueblos y ejércitos, y dividirla entre los cristianos, sunníes, shiíes, drusos, ismailíes, persas y kurdos?”

 Preguntó Su Eminencia. “Desgraciadamente, no tenemos más remedio que denunciar a los estados que patrocinan este proyecto destructivo, que es el más peligroso en la región.”

Sayyed Nasralá consideró que el conflicto en Egipto es político, no sectario, y señaló que en Libia y Yemen hay también enormes conflictos políticos. Pero en los países que tienen una diversidad religiosa, algunos buscan convertir los conflictos políticos en sectarios; esto es lo que se está haciendo.

Sayyed Nasralá pidió la solución de los conflictos en cada país a través del diálogo y la detención del derramamiento de sangre comenzando por Siria, Somalia, Pakistán, Afganistán y terminando en Libia y añadió que dondequiera que existan estos grupos takfiris, habrá calamidades. “Hezbolá ha llamado siempre a la búsqueda de un terreno común y a posponer o regular las discordias. Necesitamos esta metodología porque algunas discordias dañan la economía y la seguridad y se han convertido en destructivas,” dijo Sayyed Nasralá. “Hay algunos de ciertas tendencias que abren fuego contra todas las otras tendencias islámicas”, dijo. “¿A quién sirve esto? ¿Adónde llevará esta enorme anarquía? Los esfuerzos deben unirse para derrotar este proyecto de sabotaje por el bien de toda la nación”.

“Estamos comprometidos con nuestros principios y prioridades que hacen que nuestros enemigos se enfrenten a nosotros y que a veces nuestros amigos nos amonesten, aunque nos entiendan”.

Nosotros, los shiíes, no abandonaremos a Palestina


“Hezbollah se mantendrá al lado de Palestina y los palestinos, y buscamos fuertes relaciones con todas las facciones palestinas a pesar de nuestras diferencias en cuanto a algunos asuntos palestinos y sirios. Al Quds nos debe unir al margen de cualquier controversia jurisprudencial, política, nacional, religiosa o ideológica”, dijo el secretario general.

El líder de Hezbolá, agradeció a Irán y la República Árabe Siria, por todo lo que ellos han hecho por Palestina, Al Quds, y las facciones de la resistencia en Palestina y Siria.

“Hezbolá mantendrá una resistencia vigilante y una alerta para proteger al Líbano y su pueblo y hacer frente a la codicia de los enemigos ajunto al ejército nacional libanés a cuyos líderes, oficiales, soldados y mártires saludamos. También tenemos que mencionar a Sayyed Musa Sader, que nos guió a este camino recto, y pedimos a las nuevas autoridades libias que aborden este serio asunto (de su localización) con un sentido de responsabilidad”.

“Hoy en día, se está transmitiendo una incitación sectaria a través de los medios de comunicación, los canales vía satélite, los sitios web y las redes sociales en contra de los shiíes. Los que están apoyando y financiando esta campaña apoyan las masacres y los coches bomba, especialmente en Iraq. Esta campaña fue activada después del inicio de la crisis en Siria y su objetivo es hacer que los shiíes se olviden de Palestina y comiencen a odiar a Palestina y a los palestinos. Algunas fuerzas quieren que los shiíes se salgan del conflicto árabe-israelí y que Irán tenga que salir igualmente de este conflicto. Quieren que lleguemos a esa conclusión”.

Sayyed Nasralá se dirigió a EEUU, la entidad sionista, el Reino Unido y a todos sus títeres, diciendo: “En el Día de Al Quds, que es el último viernes del mes santo de Ramadán, nosotros, los shiíes duodecimanos decimos que no abandonaremos a Palestina, al pueblo palestino y a los lugares santos palestinos”.

“Hezbolña, el partido islámico shií, no abandonará a Palestina, Al Quds, y los lugares sagrados de la nación. Hemos nacido y surgido llevando la responsabilidad de la defensa de Palestina y Al Quds. Nosotros -los shiíes- no abandonaremos esta causa jamás. Llamadnos “rafida” (“los que rechazan”, un término despectivo con el que los enemigos de los shiíes definen a estos últimos. N. del T.), llamadnos terroristas, llamadnos criminales, decid lo que queráis y seguid matándonos en cada frente, en la puerta de todas las mezquitas, pero los shiíes de Ali bin Abi Talib no abandonaremos a Palestina”, concluyó Sayyed Nasralá.

Source: Al Manar

NOTA: 

Opinión de Garbi:

Los takfiris es la corriente extremista seguida por los enemigos de los musulmanes y cristianos, un invento de los reyes terroristas wahabitas de origen judío, que gobierna en Arabia Saudita con el apoyo de EEUU, Gran Bretaña e Israel.

Takfir wal jihad es la secta más mortífera para los musulmanes y cristianos, como es natural, fué fundada con el beneplácito de EEUU y Gran Bretaña, sus Escuadrones de la Muerte han cometido los atentados más sangrientos. 

Todos los atentados y crímenes cometidos por los takfires SOLO HAN BENEFICIADO A EEUU e Israel.

Aquí tienen el último video del líder takfir, Ayman Al-zawahiri, donde hace un llamamiento a la jihad CONTRA Hezbolá POR SU PARTICIPACIÓN EN SIRIA.

Ayman califica a Irán como "uno de los regímenes más represivos”, arremete contra Irán de la misma forma que lo hace EEUU e Israel, despejando todas las dudas sobre quién escribe los guiones de éste criminal egipcio al servicio de la Cia-Mossad.

Este discurso de Al-Zawahiri, es el mismo, que el de los Senadores de EEUU, el propio gobierno imperialista y sus aliados los sionistas israelíes.





Cada vez que abren la boca los terroristas islamistas takfir confirman, que son parte inseparable de EEUU y sus aliados.

Al-Qaeda (Takfiris wahabitas)  sirve a los intereses de EEUU-Israel-OTAN

Lideres de los takfirirs de Al-Qaeda

Número uno de Al-Qaeda:  Bandar bin Sultan,  Jefe máximo de la Inteligencia takfir.


Número dos de Al-Qaeda: El hijo de Hamad bin Jalifa al Thani. Jefe de reclutamiento en Sahel y Mali y Tesorero de Al-Qaeda. Utiliza los club de Fútbol de Europa como tapadera para financiar a los takfires.


Numero tres de Al-Qaeda: Ayman Al-Zawahiri. Jefe de Propaganda 


Todos ellos dirigidos desde El Pentágono.

Si desean mas información actualizada de los takfiris pueden seguirme en mi otro blog Ultima Hora Jihad, donde encontraran información de fuentes primarias  de los takfires de al-qaeda.

Aquí les dejo algunos de los últimos crímenes CONTRA CRISTIANOS y musulmanes cometidos por los takfiris en Siria.
______________________________________

Los Terroristas Wahabíes Atacan al Islam y el Cristianismo en Siria

Yusuf Fernandez



El 23 de Marzo, miles de sirios acompañaron al ataúd del prominente sabio sunní sirio, Sheij Mohammad Said Ramadan al Buti, que había resultado muerto en un ataque terrorista en la Mezquita al Iman de Damasco junto con su nieto y otras 47 personas. El gran mufti, Ahmad Badr Addin Hassun, cuyo hijo fue también muerto por los terroristas hace varios meses, y el ministro de Información sirio, Omran al Zubi, participaron asimismo en el funeral.

El ataque no fue sólo un crimen atroz, sino también un acto blasfemo. Tuvo lugar cuando Sheij al Buti pronunciaba un discurso religioso ante un grupo de estudiantes de Islam, incluyendo su nieto. Al Buti, de 84 años, fue decano de la Facultad de Ley Islámica en la Universidad de Damasco y un sabio reconocido internacionalmente.

Tras el incidente mortal, el presidente sirio, Bashar al Assad, condenó el acto de violencia, prometiendo que el crimen no quedaría sin castigo. “Una promesa del pueblo sirio -y yo soy uno de ellos- es que tu sangre, la de tu nieto y los mártires de hoy y toda la patria no fue derramada en vano, porque nosotros seguiremos vuestro pensamiento con el fin de erradicar su oscuridad,” señaló.


Sheij al Buti era conocido por sus posturas antiterroristas y sus críticas a los grupos militantes respaldados por el extranjero, a los que describió como “mercenarios”. La semana anterior a su asesinato, el fallecido sabio dijo en un sermón: “Estamos siendo invadidos en cada centímetro de nuestra tierra, en nuestro plan y en nuestras vidas, mujeres, niños, lugares santos y honor. Estamos hoy frente a un deber legítimo... que es la necesidad de movilizarnos para proteger los valores, la patria y los lugares santos, y no hay diferencia, en este caso, entre el Ejército y el resto de esta nación,” señaló.

Una semana después del asesinato de Al Buti, otro clérigo sunní, Sheij Hassan Seif al Din, de 80 años, fue brutalmente decapitado en la ciudad norteña de Alepo por militantes apoyados desde el extranjero, que arrojaron posteriormente su cuerpo sin vida a las calles. Ellos también clavaron su cabeza en el minarete de la mezquita donde él predicaba. Sheij Saif al Din tenía igualmente puntos de vista contrarios a los militantes y habló en contra de la guerra actual contra el gobierno sirio.

En una página de Facebook de los militantes, él fue llamado “colaborador de la camarilla en el poder en Siria” y amenazado: “Vendremos a por ti; no escaparás”.

Sheij Hassan Saif al Din fue, de hecho, el último de una lista de sabios religiosos asesinados, que incluye clérigos musulmanes shiíes y sunníes, así como sacerdotes cristianos. Todos estos asesinatos fueron llevados a cabo por terroristas sanguinarios, que son descritos como “demócratas” por los gobiernos y medios occidentales.


La primera de estas víctimas fue el padre Basilius Nassar, el sacerdote de la Capilla de Mar Elías, en la ciudad de Kfar Baham, cerca de la ciudad de Hama. Él recibió un disparo el 25 de enero de 2012 por un francotirador de los milicianos en el área de la Ciudadela, mientras estaba socorriendo a un herido.

El segundo fue un clérigo sunní, Sheij Mohammad Ahmad Aof Sadek, que predicaba en la Mezquita Anas bin Malik, en Damasco. Él fue uno de los primeros sabios que advirtió en contra de la violencia en Siria y de los grupos takfiris, de los que dijo que no tenían lugar entre los musulmanes. Él murió de un disparo el 25 de febrero de 2012.

El tercero de la lista fue Sheij Sayyed Nasser, un clérigo alauí e imam de la hauza (escuela religiosa) alauí Zaynabiyya en Damasco. Él falleció de un disparo en la cara cerca del Mausoleo de Sayyida Zainab, la nieta del Profeta Muhammad (PB).

La cuarta fue un clérigo shií, Sheij Abbas Lahham, muerto en mayo en el exterior de la Mezquia de Ruqayya (hija del Imam Hussein (PB)), donde predicaba. Él fue seguido por Sheij Abdel Kodus Yabbarah, otro sabio shií, al mes siguiente. Este último fue tiroteado en el mercado, cerca del Mausoleo de Sayyida Zainab.

En Julio de 2012, en el inicio del mes de Ramadán, fue Sheij Abdel Latif as Shami el que fue tiroteado y muerto de una forma atroz: durante las oraciones, en una mezquita llena de fieles, por un disparo de rifle en un ojo. Un mes más tarde, el imam de la Mezquita Al Nawawi en Damasco, Sheij Hassan Bartawi, fue asesinado también.

En octubre de 2012, algunas personas hallaron el cuerpo mutilado de un sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Griega, el padre Fadi Hadadat, en Katana, en la provincia de Damasco. Él había sido secuestrado por militantes que pidieron a cambio de su liberación un rescate de 15 millones de libras sirias. El patriarca Abdulá Salah de Antioquía y Oriente de la Iglesia Ortodoxa Griega confirmó que él había sido asesinado por terroristas. En el último día de 2012, otro imam sunní, Sheij Abdullá Saleh, fue muerto en Raqa.

En febrero de 2'012, Sheij Abdel Latif al Yamili, un clérigo de la Mezquita de Ashrafiyye, falleció a causa de la metralla de una granada lanzada por milicianos en el patio de su mezquita. En Marzo, fue Sheij Abed Saab, que lideraba las oraciones en la Mezquita de Al Mohammadi, situada en el distrito de Mazze, en Damasco, el que resultó muerto por un artefacto explosivo colocado bajo su vehículo.

Cabe señalar que todos estos crímenes fueron en realidad alentados por algunos sabios extremistas wahabíes de Arabia Saudí. Uno de ellos, Sheij Abu Basir al Tartusi, dijo que él no lamentaba la muerte de Sheij al Buti. “Él era un mentiroso que toda su vida apoyó a los gobernantes,” dijo Al Tartusi en declaraciones recogidas por UmmaNews. Él añadió hipócritamente que lamentaba que “otros musulmanes hubieran resultado también heridos o muertos”.

El Imam de la Mezquita de Al Haram en Mecca, Abdul Rahman al Sudais, celebró abiertamente el asesinato. “Él (Al Buti) fue uno de los más grandes imames del engaño. Él fue un muyahid (erudito) en el camino de Satanás. Y esto (el asesinato de Al Buti) es una gran alegría para los musulmanes,” escribió en su sitio de Facebook.

Reino de terror


En realidad, todos los clérigos asesinados fueron abiertamente hostiles a la rebelión o, al menos no la apoyaron. Su asesinato estuvo dirigido a aterrorizar a la población siria, que se niega a apoyar a los grupos armados. Este punto queda claro cuando alguien lee las declaraciones de los propios terroristas.

Poco antes del ataque contra la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Damasco, que causó la muerte a 15 estudiantes, el líder de un grupo wahabí, Liwa al Islam, Hayzam al Malih, publicó una declaración en su página de Facebook en la que advirtió que era “obligatorio para los estudiantes de dicha universidad lanzar una campaña de desobediencia civil. Si ellos no lo hacen, su universidad tendrá el mismo destino que la de Alepo”, advirtió. Cabe recordar que en el mes de enero, 82 estudiantes de la Universidad de Alepo fueron muertos y otros 160 heridos por cohetes lanzados por los militantes.

Grupos religiosos enteros (cristianos, shiíes, alawíes) han sido declarados “enemigos” por los terroristas wahabíes takfiris -seguidores de una ideología extremista que considera incrédulos a los seguidores de otras escuelas islámicas-. Algunos shiíes, por ejemplo, han tenido que huir de sus viviendas con el fin de salvar sus vidas. Uno de ellos, Yamal, dijo a Los Angeles Times que “estas personas eran antes nuestros vecinos. Ahora quieren secuestrarnos y asesinarnos”.


Las tensiones interreligiosas, que desconocidas antes de que el conflicto estallara, están ahora incrementándose en las localidades situadas cerca de la frontera de Siria con el noreste de Líbano. Los residentes que viven en estas áreas hablan de una campaña de limpieza étnica llevada a cabo por los militantes, que están tratando de crear un estado de estilo talibán. Algunos shiíes, que tienen vínculos familiares con el Líbano, se han convertido en combatientes para defender sus pueblos de los ataques de los terroristas. Obuses lanzados por los grupos armados caen a menudo en algunas de estas localidades.

Los rebeldes en Siria han quemado y saqueado también los sitios religiosos de las minorías, señaló la organización pro-derechos humanos Human Rights Watch, con sede en Nueva York, el pasado mes de enero. HRW reveló que los opositores armados habían destruido una husseiniya – un sitio religioso dedicado al Imam Hussein (PB), un gran mártir en la historia musulmana. Un video publicado en Internet mostró a rebeldes blandiendo rifles y gritando cánticos de alegría en la localidad de Zarzur, tomada por los rebeldes en diciembre, mientras se veía el sitio arder al fondo de la imagen. En el video, un hombre anuncia la “destrucción de las guaridas de los shiíes y los rafida”, término, este último, despreciativo, que es utilizado por los fanáticos wahabíes para referirse a los shiíes.


En la provincia de Latakia, Human Rights Watch citó a los residentes que señalaron que militantes armados que actuaban en el nombre de la oposición habían allanado y robado en iglesias cristianas de dos localidades, Gasaniyeh y Ydeideh. Un residente en Ydeideh informó que hombres armados habían irrumpido en la iglesia local, la habían saqueado y habían efectuado varios disparos dentro.

De este modo, un reino del terror ha sido implementado en todos los lugares controlados por la oposición siria. Debido a su incapacidad de provocar una revolución popular contra el gobierno, estos grupos han recurrido a masacres y asesinatos. Esto explica por qué los residentes huyen cuando su localidad o calle caen bajo su control o se unen cada vez más a las fuerzas de la Defensa Nacional, que luchan contra los terroristas en todo el país.

Source: Sitio de Al Manar en Español