11 personas buscadas por INTERPOL


sábado, 24 de mayo de 2014

Líderes islámicos chinos se incorporan a la lucha contra el terrorismo



Unos 80 líderes religiosos y académicos chinos celebraron una conferencia sobre la doctrina del Islam, en la cual urgieron a los musulmanes de esta potencia asiática a rechazar el extremismo religioso y oponerse al terrorismo, se informó el viernes.

Versiones circuladas en esta capital sobre el encuentro celebrado en la ciudad de Urunqi, capital de la región autónoma de Xinjiang Uygur, dieron a conocer que los dirigentes de esa fe religiosa aprobaron ese llamado nacional a sus seguidores, en el cual también los exhortan a mejorar su actitud moral.

Según reportó desde Urumqi el diario China Daily, Abulitif Abdureyim, director de la Asociación Islámica de Xinjiang, dijo que quienes llevaron a cabo las recientes actividades terroristas ocurridas en China "no pueden ir al paraíso porque violaron la letra del Corán".

En años recientes, China ha sido escenario de ataques violentos contra la policía, establecimientos del Gobierno e instalaciones civiles, la mayoría de ellos en esa región autónoma noroccidental del país.

Desde que el gobierno regional reforzó a finales de marzo las medidas de seguridad, la policia arrestó a más de 200 sospechosos, y ocupó vídeos y audios de violencia y extremismo, entre los cuales estaban incluidos las enseñanzas para fabricar bombas.

Un libro blanco sobre seguridad del Gobierno de China confirmó que el extremismo religioso fue razón fundamental de los principales 10 ataques terroristas de 2013.

El 30 de abril, una bomba estalló en la estación ferroviaria de Urumqi con saldo de tres muertos y 79 heridos, acción de la que se responsabilizó el llamado Partido Islámico del Turquestán.

Esa organización también dijo ser autor del ataque ocurrido en octubre pasado en la céntrica plaza de Tiananmen y que ocasionó cinco muertos y 40 heridos.

Los asaltos en terminales de trenes comenzaron el 1 de marzo en la de Kunming, capital de la sureña Yunnan, cuando terroristas armados de cuchillos arremetieron contra los civiles reunidos en una sala de espera, asesinaron a 29 personas e hirieron a 143.

Los sucesos en Urumqi fueron seguidos el 6 de mayo por otro ocurrido en la terminal de trenes de Guangzhou, capital de la provincia de Guangdong, con saldo de seis heridos a cuchillos.

Source: Periódicos