11 personas buscadas por INTERPOL


domingo, 10 de febrero de 2013

34 Aniversario de la Revolución Islámica de Irán


Foto: -Revolución Islámica, inicio de una nueva era-

Por Rasul Gudarzi*

Hace 34 años en un día como hoy, millones de iraníes con una firme voluntad y bajo un fuerte y gran liderazgo del Imam Jomeini, derrocaron a la monarquía de Mohamad Reza Pahlavi.

Revolución Islámica y su influencia en el mundo

La victoria de la Revolución Islámica en Irán no fue un sólo evento interno para cambiar un régimen político, sino tal como la mayoría de las autoridades estadounidenses y occidentales lo han reconocido, fue un terremoto destructor para el mundo occidental. Esta revolución ocasionó una gran pérdida para EEUU, ya que perdió uno de los mejores lugares estratégicos desde el punto geográfico, económico y militar en el mundo que cuenta con largas fronteras con su rival, la unión soviética. Por otro lado, las dimensiones de este gran evento puso en peligro la vida política de los regímenes adyacentes al Occidente en los territorios árabes y la región de Oriente Medio.

Mensaje de la Revolución Islámica y el temor del Occidente

El mensaje principal de esta revolución contenía un aspecto cultural basado en los valores religiosos, y su victoria significaba la exportación de este mensaje. Por consecuencia, era motivar una ola de movimientos populares en diferentes países del mundo.

Tras la segunda Guerra Mundial, se estableció un orden injusto en el mundo. Se dividió en los dos bloques dominantes, Este y Oeste. Los organismos militares de la OTAN y Varsovia fueron los vigilantes de este orden injusto. No fue posible ningún movimiento fuera de este marco y sin estar dependiente a uno de estos dos bloques. En estas circunstancias surgió la Revolución Islámica bajo el lema de “No al Este y No al Oeste” y arruinó la hegemonía del Imperialismo.

Esfuerzos incesables del Imperialismo contra Revolución Islámica

Razón por la cual, desde la madrugada del día 22 de Bahman, 10 de febrero de 1979, todos encabezados por EEUU se unieron contra esta revolución recién nacida. Recurrieron a diferentes medidas para frustrar este nuevo movimiento y cuando vieron que no pueden hacer nada al respecto, desencadenaron una guerra contra la República Islámica de Irán. Solo un poco después de la victoria de la revolución, el país vivió una guerra impuesta aparentemente por Irak. Durante esta guerra que duró ocho años, todas las superpotencias occidentales equipaban al régimen de Sadam Husein contra el país persa, un intento que no logró nada y falló ante la firme voluntad del pueblo resistente y poderoso iraní. Mediante esta guerra las superpotencias se esforzaban para derrocar al sistema islámico y recuperar la base más estratégica del Occidente en el corazón del Oriente Medio.

Solo un poco después de la victoria de la Revolución Islámica, el pueblo iraní para demostrar su lealtad y confianza en lo que había hecho, realizó un referéndum particular el 31 de marzo de 1979 y eligió un sistema islámico democrático, lo que provocó serios retos para los poderes hegemónicos y colonialistas y neutralizó las conspiraciones de los enemigos de esta nación.

A partir de aquel entonces, Occidente bajo la presión e influencia de Estados Unidos recurrió a medidas injustas e inhumanas contra Irán. A pesar de todos los obstáculos impuestos por las superpotencias la nación iraní sigue fiel a su revolución y sus ideales, aún más firme que nunca, de tal manera que está celebrando con una amplia participación el trigésimo cuarto aniversario de este evento significativo.

Revolución Islámica y desarrollos multidimensionales de Irán

Si bien las sanciones han dificultado la situación económica de Irán, este país ha logrado grandes y notables desarrollos en diferentes campos como el nuclear, el aeroespacial y defensivo, entre otros.

La República Islámica de Irán como un miembro del Tratado de No Proliferación Nuclear, ha logrado notables avances en acceder a la energía pacífica nuclear con fines civiles y para responder a sus necesidades.

El país persa logró finalizar el 12 de septiembre de 2011 la construcción de la central de Bushehr, un proyecto que se inició en 1975 bajo la dirección del consorcio alemán Kraftwerk Union, pero quedó paralizada tras la Revolución Islámica de Irán en 1979 debido a las fuertes presiones de Estados Unidos.

Logros Aeroespaciales

Irán es uno de los 24 miembros fundadores del Comité de las Naciones Unidas para los Usos Pacíficos del Espacio Exterior, fundado en 1959, además de ser el noveno país del mundo en alcanzar la tecnología del lanzamiento de satélites al espacio.

Recientemente Irán logró enviar un ser vivo, un mono, al espacio mediante una capsula de fabricación totalmente nacional.
Omid, Rasad y Navid son los satélites iraníes que han sido lanzados al espacio exitosamente. Y tiene previsto lanzar los satélites Fayr, Tolu, Nahid y Zafar en un futuro próximo.

Logros Defensivos

El país persa ha obtenido grandes logros en el sector de defensa y ha conseguido ser autosuficiente en la producción de misiles, tren de aterrizaje, drones, submarinos y destructores, entre otros. Los logros y avances defensivos de Irán se consiguen pese a las duras sanciones impuestas por el Occidente.

Recientemente Irán fabricó un avión furtivo de fabricación totalmente local, Indetectable por radar, capaz de volar a baja altura, capaz de portar armamento avanzado, alta capacidad ofensiva, capaz de despegar en una corta distancia y fácil mantenimiento.

Revolución Islámica extendida por el mundo

Tras la victoria de la Revolución Islámica, Irán en la escena internacional confiando en sus capacidades nacionales y con la colaboración constructiva con otras naciones del mundo ha allanado el camino de su desarrollo y prosperidad, y no se ha dejado afectar por las amenazas y presiones del sistema hegemónico mundial. A la vez, hoy en día el despertar islámico que estamos viendo en la región, está inspirado en la revuelta popular de la nación persa en la década de los 70.

La ola del despertar y toma de conciencia que hoy en día se ha extendido por todos los Estados del mundo, se debe a la guía y el ejemplo de la Revolución Islámica de Irán, la cual se basa en la justicia, el monoteísmo y el respeto a todas las naciones.



Por Rasul Gudarzi*

Hace 34 años en un día como hoy, millones de iraníes con una firme voluntad y bajo un fuerte y gran liderazgo del Imam Jomeini, derrocaron a la monarquía de Mohamad Reza Pahlavi.

Revolución Islámica y su influencia en el mundo

La victoria de la Revolución Islámica en Irán no fue un sólo evento interno para cambiar un régimen político, sino tal como la mayoría de las autoridades estadounidenses y occidentales lo han reconocido, fue un terremoto destructor para el mundo occidental. Esta revolución ocasionó una gran pérdida para EEUU, ya que perdió uno de los mejores lugares estratégicos desde el punto geográfico, económico y militar en el mundo que cuenta con largas fronteras con su rival, la unión soviética. Por otro lado, las dimensiones de este gran evento puso en peligro la vida política de los regímenes adyacentes al Occidente en los territorios árabes y la región de Oriente Medio.

Mensaje de la Revolución Islámica y el temor del Occidente

El mensaje principal de esta revolución contenía un aspecto cultural basado en los valores religiosos, y su victoria significaba la exportación de este mensaje. Por consecuencia, era motivar una ola de movimientos populares en diferentes países del mundo.

Tras la segunda Guerra Mundial, se estableció un orden injusto en el mundo. Se dividió en los dos bloques dominantes, Este y Oeste. Los organismos militares de la OTAN y Varsovia fueron los vigilantes de este orden injusto. No fue posible ningún movimiento fuera de este marco y sin estar dependiente a uno de estos dos bloques. En estas circunstancias surgió la Revolución Islámica bajo el lema de “No al Este y No al Oeste” y arruinó la hegemonía del Imperialismo.

Esfuerzos incesables del Imperialismo contra Revolución Islámica

Razón por la cual, desde la madrugada del día 22 de Bahman, 10 de febrero de 1979, todos encabezados por EEUU se unieron contra esta revolución recién nacida. Recurrieron a diferentes medidas para frustrar este nuevo movimiento y cuando vieron que no pueden hacer nada al respecto, desencadenaron una guerra contra la República Islámica de Irán. Solo un poco después de la victoria de la revolución, el país vivió una guerra impuesta aparentemente por Irak. Durante esta guerra que duró ocho años, todas las superpotencias occidentales equipaban al régimen de Sadam Husein contra el país persa, un intento que no logró nada y falló ante la firme voluntad del pueblo resistente y poderoso iraní. Mediante esta guerra las superpotencias se esforzaban para derrocar al sistema islámico y recuperar la base más estratégica del Occidente en el corazón del Oriente Medio.

Solo un poco después de la victoria de la Revolución Islámica, el pueblo iraní para demostrar su lealtad y confianza en lo que había hecho, realizó un referéndum particular el 31 de marzo de 1979 y eligió un sistema islámico democrático, lo que provocó serios retos para los poderes hegemónicos y colonialistas y neutralizó las conspiraciones de los enemigos de esta nación.

A partir de aquel entonces, Occidente bajo la presión e influencia de Estados Unidos recurrió a medidas injustas e inhumanas contra Irán. A pesar de todos los obstáculos impuestos por las superpotencias la nación iraní sigue fiel a su revolución y sus ideales, aún más firme que nunca, de tal manera que está celebrando con una amplia participación el trigésimo cuarto aniversario de este evento significativo.

Revolución Islámica y desarrollos multidimensionales de Irán

Si bien las sanciones han dificultado la situación económica de Irán, este país ha logrado grandes y notables desarrollos en diferentes campos como el nuclear, el aeroespacial y defensivo, entre otros.

La República Islámica de Irán como un miembro del Tratado de No Proliferación Nuclear, ha logrado notables avances en acceder a la energía pacífica nuclear con fines civiles y para responder a sus necesidades.

El país persa logró finalizar el 12 de septiembre de 2011 la construcción de la central de Bushehr, un proyecto que se inició en 1975 bajo la dirección del consorcio alemán Kraftwerk Union, pero quedó paralizada tras la Revolución Islámica de Irán en 1979 debido a las fuertes presiones de Estados Unidos.

Logros Aeroespaciales

Irán es uno de los 24 miembros fundadores del Comité de las Naciones Unidas para los Usos Pacíficos del Espacio Exterior, fundado en 1959, además de ser el noveno país del mundo en alcanzar la tecnología del lanzamiento de satélites al espacio.

Recientemente Irán logró enviar un ser vivo, un mono, al espacio mediante una capsula de fabricación totalmente nacional.
Omid, Rasad y Navid son los satélites iraníes que han sido lanzados al espacio exitosamente. Y tiene previsto lanzar los satélites Fayr, Tolu, Nahid y Zafar en un futuro próximo.

Logros Defensivos

El país persa ha obtenido grandes logros en el sector de defensa y ha conseguido ser autosuficiente en la producción de misiles, tren de aterrizaje, drones, submarinos y destructores, entre otros. Los logros y avances defensivos de Irán se consiguen pese a las duras sanciones impuestas por el Occidente.

Recientemente Irán fabricó un avión furtivo de fabricación totalmente local, Indetectable por radar, capaz de volar a baja altura, capaz de portar armamento avanzado, alta capacidad ofensiva, capaz de despegar en una corta distancia y fácil mantenimiento.

Revolución Islámica extendida por el mundo

Tras la victoria de la Revolución Islámica, Irán en la escena internacional confiando en sus capacidades nacionales y con la colaboración constructiva con otras naciones del mundo ha allanado el camino de su desarrollo y prosperidad, y no se ha dejado afectar por las amenazas y presiones del sistema hegemónico mundial. A la vez, hoy en día el despertar islámico que estamos viendo en la región, está inspirado en la revuelta popular de la nación persa en la década de los 70.

La ola del despertar y toma de conciencia que hoy en día se ha extendido por todos los Estados del mundo, se debe a la guía y el ejemplo de la Revolución Islámica de Irán, la cual se basa en la justicia, el monoteísmo y el respeto a todas las naciones.