11 personas buscadas por INTERPOL


domingo, 10 de febrero de 2013

Escudo antimisiles de EEUU, impotente ante los misiles iraníes

Foto: -Escudo antimisiles de EEUU, impotente ante los misiles iraníes-

El resultado de un nuevo estudio secreto realizado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos muestra que el sistema de escudo antimisiles estadounidense en Europa, que le ha costado a Washington miles de millones de dólares, no será capaz de detener los misiles iraníes.

Este estudio clasificado que sigue analizando los defectos de este sistema ha sido elaborado por la Oficina de Responsabilidad Gubernamental norteamericana (GAO, por sus siglas en inglés), brazo no partidista de investigación y auditoría del Congreso, según publica este sábado la agencia de noticias estadounidense, The Associated Press (AP), que ha tenido acceso a parte no clasificada del estudio.

Según estos datos, el escudo antimisiles que se está desplegando en el territorio europeo busca defender a Estados Unidos ante supuestos ataques de los misiles iraníes, mas, pese a la inversión de miles de millones de dólares en este proyecto, el sistema nunca será capaz de proteger al país ante una eventual ofensiva iraní, según dicen los investigadores del Congreso.

Los funcionarios militares aseguran que los fallos del sistema son superables y tratan de corregirlos, aunque han admitido que no será fácil.

Otra de las vías propuestas por los militares para corregir el fallido sistema es reubicar los interceptores de misiles, planeados para Polonia y Rumania, en los buques de guerra en el Mar del Norte, pero esta solución tampoco es de gran ayuda, ya que según el mismo informe desde el punto de vista político podría ser una bomba.

De esta manera, este nuevo análisis pone de relieve los graves problemas de un polémico proyecto que, de hecho, cuenta ya con críticas por doquier.

Los republicanos censuran el plan, argumentando que este proyecto se puso en marcha a toda prisa en un intento por apaciguar a Rusia, que se había opuesto a un sistema anterior. Rusia, no obstante, también critica este nuevo plan pues, a su juicio, supone un intento por contrarrestar los misiles rusos.

Cabe mencionar que Irán ha asegurado a otras naciones, en especial a las de su zona de influencia, que su poderío militar no supone amenaza alguna, pues su doctrina defensiva se basa en la disuasión.

El resultado de un nuevo estudio secreto realizado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos muestra que el sistema de escudo antimisiles estadounidense en Europa, que le ha costado a Washington miles de millones de dólares, no será capaz de detener los misiles iraníes.

Este estudio clasificado que sigue analizando los defectos de este sistema ha sido elaborado por la Oficina de Responsabilidad Gubernamental norteamericana (GAO, por sus siglas en inglés), brazo no partidista de investigación y auditoría del Congreso, según publica este sábado la agencia de noticias estadounidense, The Associated Press (AP), que ha tenido acceso a parte no clasificada del estudio.

Según estos datos, el escudo antimisiles que se está desplegando en el territorio europeo busca defender a Estados Unidos ante supuestos ataques de los misiles iraníes, mas, pese a la inversión de miles de millones de dólares en este proyecto, el sistema nunca será capaz de proteger al país ante una eventual ofensiva iraní, según dicen los investigadores del Congreso.

Los funcionarios militares aseguran que los fallos del sistema son superables y tratan de corregirlos, aunque han admitido que no será fácil.

Otra de las vías propuestas por los militares para corregir el fallido sistema es reubicar los interceptores de misiles, planeados para Polonia y Rumania, en los buques de guerra en el Mar del Norte, pero esta solución tampoco es de gran ayuda, ya que según el mismo informe desde el punto de vista político podría ser una bomba.

De esta manera, este nuevo análisis pone de relieve los graves problemas de un polémico proyecto que, de hecho, cuenta ya con críticas por doquier.

Los republicanos censuran el plan, argumentando que este proyecto se puso en marcha a toda prisa en un intento por apaciguar a Rusia, que se había opuesto a un sistema anterior. Rusia, no obstante, también critica este nuevo plan pues, a su juicio, supone un intento por contrarrestar los misiles rusos.

Cabe mencionar que Irán ha asegurado a otras naciones, en especial a las de su zona de influencia, que su poderío militar no supone amenaza alguna, pues su doctrina defensiva se basa en la disuasión.

GS