11 personas buscadas por INTERPOL


martes, 25 de diciembre de 2012

Las oraciones de de Navidad en las iglesias Sirias llamaron al diálogo para terminar con la violencia y el derramamiento de sangre siria

Dec 25, 2012



Damasco, SANA

Ante los extraordinarios sucesos que presencia el país, y en honor a las almas de los mártires que regaron con su noble sangre la tierra de la patria, las comunidades cristianas sirias se han limitado en sus celebraciones por las fiestas de navidad a realizar las misas en las iglesias sin las acostumbradas manifestaciones festivas como las visitas, las veladas familiares y de amistades fuera de casa, los adornos y luces que llenan las calles y los locales, o también las visitas de Papá Noël a las escuelas y las casas y que habitualmente acompañan estas fiestas en muchas de las ciudades sirias.

En la Catedral de San Jorge para los Siríacos-ortodoxos en Damasco, tuvo lugar un gran servicio religioso en el que participaron los obispos Pablo Souki, Vicario Patriarcal de Damasco, Su Eminencia el Arzobispo Jean Kawak, Director del Gabinete Patriarcal en Damasco, el Arzobispo Mateo Khoury, Secretario Patriarcal, asistidos por el Padre George Kuriye, director de la Facultad de Teología San Efrén de los Sirianos en la localidad de Maaret Sednaya, y un grupo de sacerdotes.

El Obispo Mateo Khoury leyó el mensaje de navidad de Su Santidad Mar Ignacio Zakka Iwas, Patriarca de Antioquía y todo el Oriente y Jefe Supremo de la Iglesia Siriaca en el mundo, en la que Su Eminencia destacó los sublimes significados que guarda esta santísima ocasión.

"En estas navidades dirigimos nuestra enhorabuena a los hijos de la gloriosa Siria, la Siria de la Historia, ahora triste y en duelo por los incidentes sangrientos que presencia, y les decimos tanto a musulmanes como cristianos que estamos con ellos en los tiempos de gozo y de dolor, …les invitamos para que se aferren a su tierra, a su existencia y a su papel patriótico y cultural… la patria no tiene sustituto, así que aférrense a ella y a su historia ".

“Desde la alborada de la historia estamos presentes en este país,.. Nuestros antepasados siriacos arameos construyeron en Damasco el templo arameo, que se convirtió en una iglesia y luego en la Mezquita de los Omeyas… quien lee cuidadosa y objetivamente la historia, sabe que nuestros antepasados han dejado una indeleble impronta en la historia de este país, y vínculos de amor y afecto, y una maravillosa convivencia que no desaparece ni termina”, versa el mensaje del Patriarca Awazz.

El Obispo Khoury hizo en su sermón un llamamiento a todas las autoridades y personas con buenas intenciones en Siria para “frenar la violencia en todas sus formas, detener el derramamiento de sangre de los sirios, y sentarse a la mesa del diálogo, que es la única solución para frenar las pérdidas humanas y materiales y asegura a todos sus derechos legítimos y encarna el verdadero significado de la democracia, a condición de que Siria pertenezca solamente a los sirios”, dijo.

Asimismo dirigió un homenaje a las almas de los mártires y a las familias de los mártires.

En la Iglesia Nacional Evangélica en Damasco tuvo lugar una gran misa encabezada por el Rev. Peter Zaaour, jefe espiritual de la Iglesia, y en la que participó el Rev. Samuel Hanna, presidente del Sínodo Evangélico Nacional de Siria y el Líbano, y el coro de la Iglesia.

También se celebraron oraciones y misas en las iglesias y lugares de culto en las gobernaciones sirias, donde los sermones de navidad resaltaron que la conciencia y el buen juicio del pueblo sirio representa una válvula de seguridad que les permitirá salir victoriosos de esta trama dirigida contra cada uno de los ciudadanos sirios sin excepción.

Eba Khattar