11 personas buscadas por INTERPOL


viernes, 20 de diciembre de 2013

Injerencia de mercenarios estadounidenses en Siria. Riad y Doha usan a Blackwater contra Siria y El Líbano

Pic

La empresa SCG International (una compañía privada estadounidense de seguridad), a petición de las autoridades estadounidenses, está ayudando a la oposición siria en sus esfuerzos por derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad.


Wikileaks publicó una serie de correos electrónicos enviados por el director ejecutivo de la empresa, James F. Smith, que es también el exdirector de Blackwater (ahora llamado Academi), una empresa militar privada estadounidense que ofrece servicios de seguridad, acusada de acabar con la vida de numerosos civiles en Irak y Afganistán.

En uno de los correos filtrados, Smith afirma que su compañía ha sido contratada para ponerse en contacto con la oposición siria en Turquía, en la llamada “misión de investigación”, aunque “la verdadera misión es ver la forma en la que puede ayudar a que se produzca un cambio de gobierno”.

Los correos fueron enviados al vicepresidente de Inteligencia de Stratfor, Fred Burton. Stratfor, una empresa de seguridad global, se describe a sí misma como una fuente de análisis geopolítico para clientes corporativos y gubernamentales.

Smith presenta a su compañía a Burton diciendo que su "fondo es la CIA y su compañía está compuesta por ex miembros del Departamento de Defensa, la CIA y exagentes del orden público", además de explicar que la empresa a la que representa ofrece servicios relacionados con los ámbitos de la formación, seguridad y recopilación de información, a los grupos mencionados.

El director ejecutivo de SCG International realizó operativos de inteligencia para Stratfor en Libia, donde su empresa fue contratada para el proyecto del Consejo de Transición Nacional de Libia y la formación de los guerrilleros rebeldes.

ask/aa/msf

- See more at: http://www.hispantv.ir/detail.aspx?id=177917#sthash.2mZEjD20.dpuf

Riad y Doha usan a Blackwater contra Siria y El Líbano


Se revelan, cada día más, nuevas huellas de la injerencia extranjera en el apoyo del terrorismo que azota a Siria y El Líbano.

La página Web Lebanon Press reveló el miércoles que el jefe de los servicios de Inteligencia de Arabia Saudí, el príncipe Bandar bin Sultán, y el Gobierno catarí utilizan las tropas de la empresa militar privada estadounidense, Blackwater, para apoyar el terrorismo en Siria y El Líbano.

Catar y Arabia Saudí se aprovechan de estas fuerzas para apoyar al grupo Al-Qaeda y los grupos armados salafistas en Siria para asesinar a los comandantes del Ejército sirio, así como para llevar a cabo operaciones terroristas en el territorio libanés a fin de golpear el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Aparte de las tropas de Blackwater aplicadas por Riad y Doha, otros grupos compuestos por los comandos de los ejércitos de EE.UU. y el régimen de Israel ayudan a los terroristas en Siria para luchar contra el Ejército del país árabe.

De acuerdo con este informe, Blackwater ha jugado un rol secreto en empeorar la situación en los países árabes afectados por la crisis, como Egipto, Túnez y Libia, a través del asesinato de los opositores a los sistemas de estos Estados y mediante el ataque a las instalaciones de sus Ejércitos y policías.

La eliminación de Hezbolá y el derrocamiento del Gobierno sirio se consideran como los principales objetivos de Arabia Saudí y Catar en la región, incluso después de que EE.UU. y el Occidente anularan su plan para un ataque militar contra Siria.

nab/kt/msf http://www.hispantv.ir/detail.aspx?id=252973