11 personas buscadas por INTERPOL


domingo, 1 de diciembre de 2013

Galloway: la fuerza del eje de la resistencia frustrará el proyecto sionista en OM

Galloway: la fuerza del eje de la resistencia frustrará el proyecto sionista en OM

Mohamed Salami



El imperialismo occidental, liderado por el Imperio Británico, conspiró a principios del siglo XX para crear una entidad fiel en la estratégica región árabe. Esta conspiración se correspondía con las ambiciones del movimiento sionista de establecer una entidad que le permitiera llevar a cabo sus políticas coloniales. La fuerza del proyecto sionista y occidental derrotó a la debilidad árabe. Como resultado, Palestina ha vivido en los pasados 100 años una tragedia debido al surgimiento de la entidad ilegítima, Israel, en su territorio. Sin embargo, el reciente cambio en el equilibrio de poder en interés de las fuerzas árabes de resistencia acabará por obligar a la entidad sionista a rendirse ante la voluntad de la nación.

¿Por qué Palestina?


En una entrevista con el parlamentario y político británico, George Galloway, él dijo que Palestina no fue la primera opción de la coalición sionista-occidental para establecer la entidad israelí. Él señaló que los sionistas estaban preparados para aceptar cualquier lugar para establecer su estado.

“El movimiento sionista negoció con el Imperio Británico acerca de varios países, incluyendo Argentina, Seychelles, Uganda y otros antes de decidirse por Palestina,” dijo Galloway.

A pesar de la utilización de referencias religiosas con el fin de justificar la elección de Palestina para establecer la entidad sionista en ella, Galloway afirmó que los miembros del movimiento sionista eran ateos y no tenían vínculos religiosos con Palestina.

El político británico también enfatizó que la razón de la elección de Palestina por parte de los círculos occidentales para establecer el estado sionista no se produjo en el contexto de una lucha cultural o religiosa porque “no se trató de una opción de los cristianos”.

“Los cristianos creen en las enseñanzas de los profetas y en los valores de la paz y la caridad. Sin embargo, las políticas coloniales del régimen israelí buscaban controlar los recursos naturales de esta importante zona del mundo”.

Judaización

Desde que los sionistas invadieron Palestina, ellos han llevado a cabo una política consistente en alterar el carácter de todas las ciudades y pueblos, y especialmente de Jerusalén

Desde 1948, la entidad sionista ha buscado transformar la configuración física y demográfica de Jerusalén para que se corresponda con su visión. Mientras una gran parte de este plan se ha cumplido por medio de las expulsiones de los palestinos durante las guerras de 1948 y de 1967, la judaización de Jerusalén ha incluido además medidas como la extensión de los límites municipales de la ciudad, las restricciones legales y burocráticas para que los palestinos residan en ella, la expansión de los asentamientos en el Gran Jerusalén y la construcción del muro de separación.


Galloway señaló que la ciudad de Jaffa, que tenía una rica tradición palestina, ha sido despojada de ese carácter y convertida en una especie de Disneylandia para el servicio de la ciudad de Tel Aviv.

Asentamientos sionistas


Galloway considera que los asentamientos sionistas, que se han extendido por diferentes territorios palestinos, suponen un gran peligro contra los derechos palestinos ya que “este desastroso hecho está directamente vinculado a la causa de los refugiados palestinos que se encuentran en diferentes países vecinos”.

“Los actuales proyectos de los asentamientos complican la posibilidad de alcanzar algún tipo de solución al problema de los refugiados porque los sionistas los han construido con la intención de utilizarlos para siempre”.

“Para los israelíes, la evacuación o destrucción de sus asentamientos resulta imposible” porque ocupan un papel central en su política colonial.

Aunque las fronteras de la entidad sionista se retiraron en 2000 después de que la resistencia de Hezbolá liberara los territorios libaneses ocupados, limitando así las ambiciones de la entidad sionista, los asentamientos israelíes están privando a los palestinos de los recursos naturales de su país, incluyendo la tierra y el agua. Esto ha permitido a los sionistas controlar una gran área en Palestina.

Las conversaciones de paz que no buscan la paz


En relación a a las actuales conversaciones de paz, Galloway subrayó que las negociaciones entre los palestinos y los israelíes nunca alcanzarán un resultado satisfactorio.

“La dimisión de la delegación palestina en las conversaciones de paz prueba que este truco político es inútil, ya que la entidad sionista no está preparada para pagar el precio de la paz que es justo”.

Cabe señalar que el equipo negociador palestino ha dimitido y ha decidido no participar más en las conversaciones con los israelíes.

“La justicia, que se refiere a reconocer los derechos de sus propietarios, es un prerrequisito del éxito de cualesquier conversación de paz”, subrayó.

“La solución de los dos estados no podrá sobrevivir porque el estado palestino comprendería un 23% del total de la Palestina histórica. Esto llevaría a que los refugiados palestinos no puedan regresar a su tierra”.

Galloway añadió que Palestina debe volver a ser la patria de los seguidores de las religiones divinas y que todos los ciudadanos deben ser iguales ante la ley.

Primavera Árabe e Invierno Palestino


La resistencia árabe ha probado su eficacia en lo que se refiere a hacer frente al proyecto sionista en la región. El imperialismo occidental decidió entonces salvar a su siervo en la región provocando conflictos internos en los países árabes con el fin de desviar los esfuerzos árabes de la causa central palestina hacia las luchas y disputas internas.

Esto ha permitido a los israelíes provocar una escalada en las agresiones contra los palestinos y continuar la expansión de los asentamientos.

El político británico, que ha estado apoyando las causas árabes durante décadas, declaró que la mayoría de los gobiernos árabes han abandonado la causa palestina y se han volcado en provocar conflictos internos confesionales o étnicos que sirvan a los proyectos sionistas y occidentales.

“La así llamada Primavera Árabe en Túnez, Egipto, Yemen, Libia y Siria se convirtió en un largo Invierno Palestino”.

“Los árabes deben actuar y dirigir sus esfuerzos a hacer frente a la tiranía sionista”, señaló.

En lo que respecta a la crisis siria, Galloway, que ha sufrido muchas difamaciones de círculos sionistas por su postura de defensa de Siria, enfatizó que la conspiración takfiri-occidental contra ese país ha fracasado y que el eje de la resistencia es capaz de derrotar al proyecto sionista en Oriente Medio.

“El acuerdo entre los países occidentales e Irán, la victoria de Siria en la guerra terroristas lanzada contra ella y el poder de Hezbolá proporcionan al eje de la resistencia enormes capacidades para hacer frente a la agresión israelí”, concluyó.

Traducción: Diana Rojas

Source: Sitio de Al Manar en Inglés 30-11-2013