11 personas buscadas por INTERPOL


miércoles, 18 de diciembre de 2013

Rusia estudia reestablecer el temible sistema de misiles estratégicos camuflados en trenes


mil.ru

Rusia analiza el despliegue de misiles estratégicos camuflados en trenes que circulen por la extensa red ferroviaria del país en respuesta al programa Rápido Ataque Global de EE.UU.

El Instituto de Tecnología Térmica de Moscú, responsable de la creación del misil balístico intercontinental Tópol, finalizará el diseño del sistema de misiles camuflados y portados en trenes (BZhRK) en el primer semestre de 2014, informó este martes el comandante de las Tropas de Misiles Estratégicos de Rusia, el general coronel Serguéi Karakáyev, citado por la agencia RIA Novosti.

Según el general, el sistema de misiles en trenes, que ya existió en la URSS, renace, pero al nivel de la tecnología actual. Esta vez los 'trenes portamisiles' circularán por la extensa red ferroviaria rusa llevando misiles balísticos intercontinentales Yars, de propelente sólido.

Rusia afirma que el proyecto nació tras darse a conocer el ambicioso programa del Pentágono Prompt Global Strike (Rápido Ataque Global, o PGS, por sus siglas en inglés) con misiles hipersónicos, que según el Pentágono tiene como objetivo los misiles 'antisatélite' chinos, instalaciones nucleares de Irán y Corea del Norte, pero suscita una gran preocupación entre los militares y políticos rusos.

De acuerdo con este concepto, en caso de un conflicto armado los sistemas balísticos en silos y móviles de algunos Estados deberían ser eliminados con misiles hipersónicos con ojivas de carga convencional. Aunque Washington ha negado que Rusia sea uno de los objetivos de estos misiles, la potencial amenaza de un ataque relámpago requiere un análisis.

Según el general Karakáyev, la propuesta de restablecer el sistema de misiles camuflados en trenes ya ha sido presentada "al comandante jefe", en otras palabras, al presidente de Rusia, Vladímir Putin, "considerando la alta capacidad de resistencia del BZhRK [en caso de un ataque] y la extensión de la red ferroviaria nacional".

Las máximas autoridades del país ya habían planteado ante el mando militar el análisis de las posibilidades de contrarrestar el programa Rápido Ataque Global estadounidense tras el anuncio del proyecto hecho por Estados Unidos en septiembre de este año.

Los antiguos sistemas soviéticos de misiles balísticos camuflados en trenes fueron retirados de servicio como parte del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START-II), firmado en enero de 1993 por los entonces presidentes de EE.UU. y de Rusia, George Bush y Boris Yeltsin, respectivamente. El nuevo tratado START-III no prohíbe la creación de nuevos sistemas de misiles, incluidos los sistemas BZhRK.

Puestos en servicio operacional en 1987, estos trenes parecían ordinarias formaciones de carga, pero llevaban dentro los temibles misiles RT-23 (SS-24, según la clasificación de la OTAN). Hasta el año 2005 el servicio operacional de Rusia contó con 12 trenes de este tipo, con 36 lanzadores de misiles balísticos, agrupados en tres divisiones: en la región de Kostromá, en la región de Perm y en el territorio de Krasnoyarsk, en Siberia.

Las baterías podían moverse en secreto por la extensa red ferroviaria de la URSS.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/114622-rusia-misiles-camuflados-trenes