11 personas buscadas por INTERPOL


viernes, 28 de marzo de 2014

Rusia derrotó a EEUU en la “guerra de inteligencia” en Crimea



Rusia logró impedir que EEUU reuniera información de inteligencia sobre sus operaciones en Crimea hasta el extremo de que las agencias de espionaje estadounidenses fueron incapaces de proporcionar al presidente Barack Obama análisis exactos, dijo The Wall Street Journal en un artículo sobre la guerra de inteligencia llevada a cabo entre los dos países a propósito de Crimea.

Según el WSJ, Rusia llevó a cabo operaciones que pasaron desapercibidas para la inteligencia estadounidense. “A pesar de que habíamos recibido una advertencia previa, no tuvimos suficiente información para comprender lo que iba a suceder”, dijo una fuente de la comunidad de inteligencia norteamericana al periódico.

Los analistas estadounidenses se vieron sorprendidos porque no interceptaron ninguna comunicación en la que los líderes, jefes militares o soldados rusos hablaran sobre la situación militar en Crimea. Dentro de Crimea, las tropas rusas llevaron a cabo lo que responsables estadounidenses describen como “extraordinaria disciplina en sus comunicaciones por radio y teléfono”. Las conversaciones interceptadas por las agencias de espionaje no hablaban de ningún movimiento militar.

El 28 de febrero, cuando Obama hizo una declaración sobre la inadmisibilidad de “violar la soberanía de Ucrania”, Crimea estaba ya bajo el control de las fuerzas pro-rusas y rusas estacionadas allí. Fuentes del Pentágono afirman que al final recibieron una porción significativa de información operativa a través de la Embajada de EEUU en Kiev. El agregado militar de la Embajada y el personal de la misma telefonearon a sus contactos en el Servicio de Fronteras y la Marina de Ucrania para intentar averiguar lo que sucedía.

Las agencias de espionaje de EEUU quieren expandir ahora la cobertura de los satélites y de intercepción de las comunicaciones en Rusia, Ucrania y los Países Bálticos en la esperanza de mejorar el seguimiento de las tropas rusas y conocer las intenciones del presidente ruso, Vladimir Putin antes de que las ponga en práctica. “Estamos en un modo de crisis ahora,” dijo un responsable estadounidense.

Sin embargo, ellos temen que los rusos sean capaces ahora de proteger ahora mejor sus comunicaciones del espionaje norteamericano, señaló el responsable. “La Administración Obama está muy nerviosa. Es un territorio que no habíamos explorado antes”.

Otro alto responsable de inteligencia de EEUU dijo que se trató de “una clásica maskirovka”, utilizando el término ruso para “camuflaje”. Los espías estadounidenses utilizan este término para describir la tradición rusa de utilizar sofisticadas tácticas de engaño.

Source: Periódicos