11 personas buscadas por INTERPOL


sábado, 1 de febrero de 2014

Ex funcionarios de EEUU, sobornados por el grupo terrorista islamista Muyahedin-e Jalq (MKO),





Varios exfuncionarios estadounidenses de alto rango recibieron sobornos del grupúsculo terrorista Muyahedin-e Jalq (MKO, por sus siglas en inglés) para presionar al Gobierno del presidente Barack Obama contra la diplomacia con Irán.

Los exfuncionarios de la administración norteamericana, a quienes pagaron para realizar el cabildeo en nombre del MKO contra la diplomacia con Irán, son el exgobernador de Vermont Howard Dean, el embajador de EEUU en Marruecos Marc Ginsberg, el general James L. Jones, y el exenviado especial de Estados Unidos para la no proliferación Robert Joseph, de acuerdo con el informe de este sábado del sitio Web estadounidense ‘Buzzfeed’, escrito por la periodista Rosie Gray, quien asistió a una sesión informativa del grupo terrorista.

Un grupo iraní, afiliado al MKO y con sede en Estados Unidos, patrocinó el miércoles el evento en el Edificio Dirksen de Oficinas del Senado en el Capitolio, Washington, con el objetivo de forzar sanciones adicionales contra Irán aun cuando las conversaciones nucleares sigue su curso.

El MKO realiza “esfuerzos combinados con grupos israelíes, sionistas” para “sobornar” a los funcionarios norteamericanos, dijo Scott Rickard, un exlingüista de inteligencia de EE.UU. de Florida.

Los cuatro funcionarios estadounidenses “no son más que marionetas sionistas que constantemente están siendo pagados por el MKO y, obviamente, este grupo está financiado por las iniciativas antiraníes y proisraelíes”, sostiene Rickard en una entrevista concedida este sábado a Press TV.

“Esta es una forma de soborno y el cohecho sigue y sigue y sigue”, añade.

El grupúsculo MKO, involucrado en diversos atentados terroristas y actos criminales contra la población civil y funcionarios del Gobierno de Irán, huyó de Irán a Irak en el año 1986, donde, con el apoyo del exdictador iraquí Saddam Husein, estableció el campamento de Ashraf, cerca de la frontera con Irán.

Alrededor de 17 mil iraníes perdieron la vida en ataques terroristas desde la victoria de la Revolución Islámica en 1979 y 12 mil han sido víctimas de los actos terroristas perpetrados por el MKO.

El pasado mes de septiembre, en virtud de un pacto entre el Gobierno de Bagdad y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los integrantes del MKO fueron desalojados del mencionado campamento y están a la espera de ser transferidos a terceros países.

Washington, que el 21 de septiembre de 2012 retiró al MKO de su lista de organizaciones terroristas, destinó el mes pasado un millón de dólares a apoyar a ese grupúsculo terrorista.

lmr/nii/