11 personas buscadas por INTERPOL


miércoles, 12 de septiembre de 2012

11 Años después del 11-S, EEUU y al-Qaeda completan el círculo en Siria

El 11 de septiembre de 2001, Washington y Al-Qaeda eran enemigos en toda regla, pero 11 años después, son aliados en Siria.

La alianza encubierta de Washington con los terroristas de Al-Qaeda en Siria demuestra que la guerra de EE.UU. contra Al Qaeda nunca fue genuina. La historia oficial del 11-S fue un mito sagrado para lavar el cerebro al mundo y una cubierta de propaganda en favor de la consecución de los objetivos criminales imperialistas y sionistas en Oriente Medio.

La derrota de Al-Qaeda y Bin Laden eran únicamente los objetivos declarados públicamente. Nunca persiguieron tales objetivos con vigor real. La caza de América a Al-Qaeda es como un pez que se muerde su propia cola. Los dos son inseparables porque son el mismo ser. Al-Qaeda es el código de información privilegiada para la CIA.

Toda la historia de los últimos once años acerca de Al-Qaeda y Osama Bin Laden es una mentira. Osama Bin Laden estaba muerto antes de que el presidente / instrumento de la CIA, Barack Obama entrara en el Despacho Oval.

El asesinato con guión de Bin Laden en mayo de 2011 fue presentado al mundo como el colofón de una dramática cacería humana que duró diez años, pero la cacería nunca sucedió y el asesinato no fue real. Bin Laden no fue capturado y asesinado en la vida real.

Obama es un cazafantasmas, y Bin Laden era Casper.

La cacería de Bin Laden era una mala historia hecha para una película de televisión. El casting, la dirección y el guión merecen tres pulgares hacia abajo.

Pero es útil rebobinar la película de nuevo al principio, y volver a reproducir la escena de Bin Laden recibiendo la visita de la CIA en un hospital de Dubai antes de los acontecimientos del 11-S. Aunque la escena fue eliminada de la película por los directores de la realidad oficial de la CIA, todavía existe en copias piratas en Internet.

Además, el momento en que el FBI permitió a la familia Bin Laden escapar de América en un avión era una escena para recordar. Esta fue la inspiración original para la película "Serpientes en el avión".

Quitar a Bin Laden de escena permitió al equipo de seguridad nacional del presidente Obama concentrarse a tiempo completo en el arsenal nuclear de Pakistán, Libia, Siria e Irán.

A pesar de los desmentidos oficiales, la realidad de que EEUU y otros países occidentales están dirigiendo a los terroristas de Al Qaeda en Siria y proporcionándoles cobertura política y medios de comunicación es ineludible.

El profesor Michel Chossudovsky escribió el 8 de septiembre de 2012, en su artículo, "9/11 Mastermind Osama bin Laden: America’s Anti-Soviet “Peace Warrior” and CIA “Intelligence Asset”":

"Bosnia, Kosovo, Macedonia: El objetivo estratégico de las operaciones militares de Estados Unidos y la OTAN era desestabilizar y destruir la Federación Yugoslava con terroristas de Al Qaeda como un medio para desencadenar la violencia sectaria y las divisiones étnicas dentro de una sociedad socialmente y culturalmente diversa.

El modelo de Bosnia y Kosovo se repitió en Libia y Siria."

El hecho de que Washington está jugando la carta de Al-Qaeda en Siria es un acto de desesperación imperial. Usar el terror es lo que los imperios en decadencia hacen. Y lo más triste de todo es que la seguridad nacional de Estados Unidos no está amenazada por Siria por lo que están tirando su dinero y su reputación por el inodoro.

Dejar que los terroristas yihadistas, los saudíes, los turcos o los israelíes tomen la iniciativa en Siria no es lo que una gran potencia hace. Washington debería utilizar su poder militar para hacer realidad su sueño de destruir a Siria. Dejarlo en manos de Al-Qaeda, de un matón en Turquía, y de una corrupta familia real de Arabia Saudita es patético. Si van a ser un destructor del mundo entonces que se comprometan plenamente con esa función.

La destrucción es la única cosa que Washington tiene que ofrecer al mundo en este momento del tiempo. Esto es a lo que un gran imperio ha llegado: El terrorismo de medio pelo y el asesinato en masa. Es muy triste.

América derrotó a los nazis y a los comunistas en el siglo 20, ¿por qué se ocupa de dictadores del tercer mundo en este siglo? Es un desperdicio de dinero, mano de obra, y lo más importante de todo, de honor nacional.

Usted sabrá que está en el lado equivocado de la historia cuando su mejor amigo en el Oriente Medio es Al-Qaeda, y cuando su llamado "aliado especial" le está chantajeando a cometer suicidio.

Trabajar en equipo con los terroristas es algo malo para Estados Unidos. Estados Unidos debe abandonar a Al-Qaeda e Israel y restaurar los lazos con Irán.

Fuente: http://www.laproximaguerra.com/