11 personas buscadas por INTERPOL


domingo, 9 de septiembre de 2012

Irán reacciona ante cierre de embajada canadiense en Teherán

El portavoz de la cancillería iraní, Ramin Mehmanparast, en reacción a las declaraciones del canciller canadiense, John Baird, ha anunciado este viernes que el actual Gobierno de Canadá, encabezado por el primer ministro Stephen Harper, es conocido en el campo de la política exterior por sus estrategias extremistas.

“Las frecuentes y hostiles medidas de este Gobierno (Canadá) contra la nación iraní y la comunidad persa residente en ese país norteamericano, tales como: el cierre de la sección de visados de la embajada canadiense en Teherán, el bloqueo de las cuentas bancarias de los iraníes residentes en ese país y la obstaculización del tránsito de dinero de estudiantes iraníes en Canadá son ejemplos de estas políticas”, ha recalcado Mehnparast.

De acuerdo con el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán, “las conductas beligerantes del actual Gobierno racista de Canadá siguen, de hecho, las políticas dictadas por las autoridades sionistas y británicas”.

Asimismo, el diplomático iraní ha puesto de manifiesto que el Gobierno canadiense había realizado grandes esfuerzos por provocar la cancelación de la XVI Cumbre de Líderes del Movimiento No Alineado (MNA) en Teherán, capital persa, sin embargo, se enfrentó con el fracaso, ya que los países y personalidades internacionales hicieron caso omiso a sus acciones.

Mehanparast ha precisado igualmente que el cierre de la embajada canadiense en Teherán sigue las políticas antiraníes de Harper y muestra una reacción apresurada del Gobierno de Ottawa, a causa de su fracaso ante la exitosa celebración de la XVI Cumbre de Líderes del MNA.

“Las relaciones diplomáticas entre Canadá e Irán han sido suspendidas. Todo el personal diplomático canadiense ha abandonado Irán, y los diplomáticos iraníes en Ottawa han sido urgidos a dejar el país en un plazo de cinco días”, explicó el canciller canadiense en un comunicado.

Al referirse al programa de energía nuclear iraní, Baird ha alegado que Irán “es la amenaza más significativa para la paz y la seguridad mundial hoy en día”.

Irán, por su parte, ha rechazado siempre este tipo de acusaciones lanzadas por algunos países occidentales contra su programa de energía nuclear, señalando que, como miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y signatario del Tratado de No Proliferación (TNP), tiene derecho a adquirir y desarrollar energía nuclear con fines pacíficos.

La AIEA ha realizado numerosas inspecciones en las instalaciones nucleares de Irán, pero nunca ha encontrado evidencia alguna que confirme las imputaciones occidentales de que el programa iraní podría utilizarse para fines bélicos.

En otra parte del comunicado del canciller canadiense se lee que Irán apoya militarmente al Gobierno sirio.

Las autoridades políticas y militares iraníes, además de desmentir cualquier apoyo militar al Gobierno del país árabe, han aseverado en reiteradas ocasiones que Irán no ha intervenido en ninguna operación militar en Siria, a la vez que han puesto de relieve que la nación persa aboga por la paz y la amistad, en base a un entendimiento mutuo entre las partes en conflicto en Siria para solucionar la crisis que vive ese país desde hace más de un año.

Cabe destacar que el mismo canciller canadiense anunció el 11 de agosto que su país otorgaría 2 millones de dólares a la oposición siria, so pretexto de colaborar con ayudas médicas; este anuncio se realizó durante su viaje a Jordania, donde visitó a los refugiados sirios.

“Tomamos la decisión de no proporcionar ningún tipo de apoyo letal” alegó Birad durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo jordano, Naser Judeh, al mismo tiempo que confirmaba que este apoyo financiero estaba destinado a “construir una sociedad pluralista en los días, semanas o meses posteriores a la caída de Al-Asad”.

Según Baird, Canadá, hasta el momento, ha contribuido con más de 8,5 millones de dólares para apoyar a los opositores armados sirios, entre ellos 1,5 millones de dólares para los refugiados en los países vecinos y otros 1,5 millones de dólares para alimentos, sin embargo no especificó más detalles respecto al dinero restante.

HISPAN TVGS NEWS