11 personas buscadas por INTERPOL


miércoles, 23 de octubre de 2013

R.Unido envía espías a Afganistán para manejar tráfico de drogas



En otro episodio de la injerencia del Occidente en los asuntos internos de otros países, el Servicio de Inteligencia del Reino Unido (SIS, por sus siglas en inglés) tiene previsto enviar más espías a Afganistán para administrar el tema de las drogas en el país asiático.

Así lo afirmó el martes el editor jefe de 'Veterans Today', Gordon Duff, en una entrevista concedida al canal iraní Press TV.

Las declaraciones de Duff tuvieron lugar dos días después de que el periódico 'The Telegraph' revelara, en un informe, que el SIS -también conocido como MI6- había hecho un llamamiento para contratar personal extra de otras agencias de inteligencia, destinado a la misión en Afganistán después de que las tropas británicas abandonen el país asiático en 2014.

"Creo que van a Afganistán para ayudar a manejar el comercio de drogas en el país ya que tiene ganancias equivalentes a 100 mil millones de dólares al año; para hacer las gestiones financieras de la industria de la heroína mediante los bancos de Londres. Sino no se me ocurre qué otra cosa querrán hacer ahí", dijo Duff.

“No hay ninguna historia de terrorismo entre Afganistán y el Reino Unido ni entre Afganistán y Estados Unidos, lo que alegaban fue refutado hace mucho tiempo, eso fue desmentido hace más de una década", agregó.

Al recordar el largo historial de la participación de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y el Reino Unido en el comercio de las drogas, Duff subrayó que "la CIA, el MI6 y entre otros similares, han estado dirigiendo el tráfico de drogas en el mundo, sin duda, igual que lo hicieron durante la guerra de Vietnam en ese país".

“Los servicios de inteligencia británicos estaban manejando el tráfico mundial de drogas hace siglo y medio, alrededor de 1840, en la época de las guerras del opio en China”, precisó refiriéndose a las Guerras anglo-chinas (1839-1860) sobre el comercio de opio.

“Ellos siempre han administrado el tráfico mundial de opio y de heroína. Esto es algo bien conocido en el Reino Unido. Los británicos comenzaron la producción de heroína, y la de opio en Afganistán. Es su negocio. Ellos lo han estado manejando durante más de cien años y es muy rentable. Financia la totalidad de sus otras actividades y no ven la razón para dejarlo", ha concluido.

Los Estados Unidos y sus aliados invadieron Afganistán el 7 de octubre 2001 en el marco de la autodenominada guerra de Washington contra el terrorismo.

El ataque eliminó a los taliban del poder, pero después de más de 12 años, las tropas extranjeras aún no han sido capaces de establecer la seguridad en el país.

Actualmente hay más de 100 000 soldados extranjeros en Afganistán. EE.UU. ha anunciado planes para sacar todas las tropas de combate extranjeras a finales de 2014.

El cultivo de opio en Afganistán ha venido en aumento desde que la guerra, liderada por Estados Unidos, estalló en el país centroasiático que ahora produce alrededor del 90 por ciento del opio del mundo.

Varios informes de las Naciones Unidas afirman que el opio afgano está provocando un impacto devastador en el mundo, pues el consumo de esta droga ha matado a miles de consumidores.