11 personas buscadas por INTERPOL


martes, 2 de octubre de 2012

Una "sorpresa de Octubre" puede decidir las elecciones en EEUU



 ABC News ha publicado un artículo sugiriendo que una "sorpresa de octubre" tendrá un impacto en las elecciones presidenciales del próximo mes, con un incidente en el que Irán probablemente decidirá quien es el ganador.

En un artículo titulado "Obama vs. Romney: Traerá octubre una sorpresa política", Russell Goldman especula que un ataque iraní contra intereses estadounidenses podría inclinar las elecciones de un modo u otro, incluso sugiriendo que Mitt Romney podría haber "acordado" con Irán para socavar a Obama.

"Si algo ocurre en los días previos a las elecciones, es imposible saber cómo podría afectar a la votación", escribe. El hecho de que las encuestas muestran que Romney y Obama están tan estrechamente empatados "aumenta la probabilidad de que un evento inesperado pueda alterar las urnas", dice Goldman, que apunta a la crisis de los rehenes de Irán en vísperas de las elecciones de 1980 que ayudó a Ronald Reagan a derrotar a Jimmy Carter.

 "Se puede llamar a cualquier evento inesperado a finales de octubre o a principios de noviembre una "sorpresa de octubre"", dijo Larry Sabato, director del Centro de Política de la Universidad de Virginia. "Lo sorprendente es que nos quedamos sorprendidos por ella cada cuatro años".

La aparición en 2004 de Osama Bin Laden en un mensaje grabado unos días antes de las elecciones presidenciales en el que instaba al pueblo americano a votar al senador John Kerry fue reconocido posteriormente tanto por George W. Bush como John Kerry como el factor decisivo detrás de la victoria de Bush en la muy reñida contienda electoral de ese año.

 La intervención de Bin Laden fue tan polémica y fundamental que el veterano presentador de noticias Walter Kronkite dijo a Larry King en aquel momento que pensaba que todo el episodio fue un "set-up" orquestado por Karl Rove.

 Los analistas geopolíticos han especulado que el reciente escándalo sobre la película anti-Mahoma es un precursor de una sorpresa de octubre que será explotada por los neo-conservadores para dejar mal al presidente Obama y asegurarse de que Mitt Romney, un aliado más estrecho de Netanyahu, se instale en su lugar. Incluso se ha sugerido que Barack Obama puede tener lista y en espera su propia sorpresa de octubre, siguiendo el ejemplo de Bush en el 2004, mediante tener preparado el lanzamiento tan esperado de las fotos del cadáver de Osama Bin Laden.

En los días siguientes al anuncio de que Bin Laden había sido asesinado, Obama disfrutó de un rebote significativo en sus índices de aprobación - que saltó 9 puntos porcentuales de la noche a la mañana. Dada la cantidad de fuego que Obama ha estado recibiendo por su fracaso en política exterior tras el ataque contra el consulado de EE.UU. en Benghazi, nada está fuera del ámbito de lo posible.

 Fuente: http://www.laproximaguerra.com/