11 personas buscadas por INTERPOL


sábado, 5 de enero de 2013

IRAK: Qatar y Arabia Saudita financian al fugitivo vicepresidente para derrocar al gobierno de Maliki y hacerse del gobierno




Doha y Riad están gastando enormes sumas de dinero para traer de vuelta al país fugitivo vicepresidente, Tareq al-Hashemi, en un intento por derrocar al gobierno del primer ministro iraquí Nouri al-Maliki, según revelaron fuentes bien informadas.

Hashemi, un dirigente político del bloque Iraqiya, huyó de Bagdad en diciembre, día después que el gobierno de al-Maliki ordenará su detención bajo la acusación de estar al frente de un escuadrón de la muerte.
El rey saudí Abdullah bin Abdul-Aziz y el Emir de Qatar, Sheikh Hamad bin Khalifa al-Thani han proporcionado a Hashemi un amplio respaldo para alimentar los enfrentamientos étnicos en Irak, informaron estas fuentes el día miércoles.
Mientras tanto, la agencia de noticias iraquí Al-Nakhil citó a fuentes informadas, diciendo que Turquía también ha proporcionado a Hashemi una cifra de 4 millones de dólares, para generar los disturbios en la provincia occidental iraquí de Anbar.
Las fuentes señalaron que Arabia Saudita y Qatar han destinado enormes sumas de dinero para alimentar los conflictos étnicos en las provincias de Anbar y Nínive.
Las fuerzas de seguridad revelaron este miércoles que varios Estados de la región, como Qatar, han pagado $ 100 a cada participante de las concentraciones de protesta de esta semana en al-Anbar, en apoyo al de ministro de Finanzas de Irak, Rafia al-Issawi, cuyos guardaespaldas fueron arrestados por cargos de terrorismo el mes pasado.
La agencia de noticias Al-Nakhil citó a un funcionario de seguridad diciendo que después de la detención de los guardaespaldas de Issawi, varios grupos vinculados a los estados regionales, especialmente Qatar, pagaron grandes sumas de dinero a sus simpatizantes en las provincias de Anbar, Salaheddin y de Nínive para organizar manifestaciones contra el gobierno iraquí .
Maliki, pidió este miércoles a los manifestantes de Anbar que pongan fin a las manifestaciones, en la cual han mantenido durante varios días el bloqueo de la carretera principal en la provincia de Anbar, que conectar a Irak con los países vecinos de Siria y Jordania.
El primer ministro iraquí dijo que los manifestantes deberían “poner fin a la huelga antes de que el Estado intervenga para acabar con ella.”
“Les advierto en contra de continuar (con el bloqueo de la carretera), ya que esto va contra la Constitución iraquí. Ya hemos tenido mucha paciencia con ustedes”, dijo Maliki, citado por el diario Almanar.
Los manifestantes han bloqueado la carretera comercial clave desde el 23 de diciembre, tras la detención de los guardaespaldas de Issawi, sobre los que recaen acusaciones por actividades terroristas.
Los manifestantes alegan que las detenciones se realizaron por motivos sectarios y exigen la liberación de los detenidos.
Maliki, sin embargo, dijo que los guardaespaldas fueron detenidos como resultado de una investigación judicial independiente, basada en la ley de lucha contra el terrorismo.

FNA / PrensaIslámica.com